Inquinosa realizó vertidos incontrolados en un barranco de Las Tiesas

Inquinosa desmantelamiento descontaminación Lindan

Durante años ha sido un secreto a voces y ahora se confirma. Inquinosa sacó camiones con residuos de su fábrica que no fueron llevados a los vertederos de Sardas y Bailín, sino que fueron transportados a kilómetros de Sabiñánigo y vertidos en distintas zonas. Uno de los puntos ahora confirmados ha sido la localidad de Las Tiesas Altas, en la carretera que va de Jaca hasta Aísa y a unos 15 kilómetros de la capital de la comarca.

Las primeras estimaciones indican que no fueron grandes cantidades de desechos. De hecho, se calcula que pudieron ser uno o dos camiones y, según los análisis realizados, esos vertidos no habrían contaminado las aguas de los ríos de la zona, como el Estarrún, ya que desde hace varios años se vienen realizando controles y todos han sido negativos. El Gobierno de Aragón ha constatado que el vertido está localizado y acotado en el barranco y que su limpieza se incluiá en el plan estratégico de descontaminación de lindano.

La investigación por el momento da con un único hallazgo de restos de lindano en una parcela situada en Tiesas Altas. Se realizan análisis de agua del río Estarrún, de un barranco próximo a la ubicación y de los sedimentos del mismo, siendo el resultado negativo para restos de HCH. Si bien se toma muestra de gases del suelo en 8 puntos, a 70 centímetros de profundidad en la parcela y da positivo a organoclorados en un punto.

El propietario de la parcela informa que hace más de 30 años “un camión pequeño depositó sacos vacíos de cemento y polvo blanco”. Por lo que se deduce que es un vertido puntual de escasa superficie afectada, de un máximo 300 metros cuadrados.

Se han realizado dos catas de tres metros de profundidad. En una de ellas se encuentran residuos sólidos de lindano a 1,5 metros de profundidad, de unos 15 a 20 centímetros. Como consecuencia se han realizado 35 “minisondeos” tipo SPT (3 cm diámetro) hasta roca madre (4 metros) para realizar análisis de los testigos extraídos, que han finalizado el 22 de noviembre.

De esta forma, se procede a iniciar un procedimiento ordinario de declaración de suelo contaminado con comunicación al propietario y a las administraciones implicadas (CHE, Ayuntamiento y Dirección General de Salud Pública).

Según las cifras oficiales, en el entorno de Sabiñánigo, se acumulan 130.000 toneladas de residuo sólido de lindano (HCH), 6.000 toneladas de residuo líquido y un millón de toneladas de tierras contaminadas en los vertederos municipales de Sardas y Bailín, en el embalse de Sabiñánigo y en la fábrica de Inquinosa. Suponen más del doble de residuos tóxicos de HCH de los existentes en toda Europa. A fecha de hoy, las consecuencias de la actividad de la factoría de Inquinosa supone uno de los problemas más graves de contaminación medioambiental del España y uno de los más significativos del continente europeo.

Comentarios