Archivos de todo el mundo atestiguan la grandeza del Payaso Marcelino en la exposición de la Diputación Provincial

Payaso Marcelino

La Diputación Provincial de Huesca expone desde este jueves, 30 de noviembre, “Marcelino, el príncipe de los payasos”, la muestra más completa que se ha realizado a uno de los personajes más relevantes y al mismo tiempo más desconocidos del mundo del espectáculo de principios del siglo XX. En ella se podrán ver por primera vez decenas de documentos gráficos conseguidos por Victor Casanova en Nueva York o los únicos 5 segundos filmados que se conservan del Payaso Marcelino.

ARCHIVOS DEL PAYASO MARCELINO

Víctor Casanova y Jesús Bosque son los comisarios de esta exposición en la que llevan trabajando con la Diputación desde 2012. Es su forma de rendir tributo a un referente del mundo clown que llegó a lo más alto y que cayó en el olvido. “La historia de la persona y el personaje”, “del éxito y del fracaso”, una forma de “conmemorar la vida de un payaso olvidado”, dicen los comisarios.

Nació en Jaca en 1873, de donde pronto se fue y nunca volvió. Se podrán ver incluso los documentos en los que la familia de Marcelino cedía a su hijo a una compañía de circo italiana para que se fuese con ellos de aprendiz. Comenzó entonces a viajar por toda Europa. Tras su éxito en Londres, su llegada a Nueva York ocupó media página en The New York Times. Se había convertido en el payaso más famoso de su época y su trabajo cosechó la admiración de Charles Chaplin, Houdini, Cary Grant o Buster Keaton, quien llegó a decir de Marceline que fue “el mejor payaso que vio nunca”.

Cada día llenaba dos espectáculos del Hippodrome de Nueva York, el teatro más importante de la época, pero el público cambió sus preferencias y el cine se convirtió en el espectáculo de masas, un cambio al que Marcelino no se adaptó. Acabó arruinado y solo, suicidándose en la habitación de un hotel de Nueva York.

Fue en el año 2004 cuando el periodista Mariano García habló por primera vez de este payaso nacido en Jaca con una serie de artículos publicados en el Heraldo de Aragón. A partir de allí varios investigadores comenzaron a trabajar para conocer más sobre su historia, y la Diputación Provincial concedió una beca a Víctor Casanova para que lo hiciese desde Nueva York. Allí consiguió documentos de archivos privados y públicos, en EE.UU., Reino Unido, Francia o España, desde la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos hasta el Archivo Municipal del Ayuntamiento de Jaca.

La exposición repasa estas etapas de la vida de Marcelino mostrando carteles de espectáculos, dibujos y fotografías de su persona, documentos alusivos o videos de los grandes espectáculos circenses de la época.

La muestra podrá verse hasta el 25 de febrero en la Diputación Provincial. De forma paralela este miércoles se presenta en el Casino de Huesca el libro escrito por Víctor Casanova “Marcelino, muerte y vida de un payaso”. Para acercar la figura de Marcelino Orbés Casanova a todos los públicos también se ha preparado un programa didáctico para centros educativos o familias enteras. Habrá un ciclo de cine dedicado al gremio de los clowns del 17 de enero al 14 de febrero.

“Era nuestro deber”, decía la Diputada de Cultura Berta Fernández , restituir la figura de personalidades como Marcelino Orbés Casanova, que se tuvo que marchar de su tierra y consiguió llegar a lo más alto. Esta exposición quiere rendirle homenaje y que vuelva a ser el referente que fue antes de su triste final.

Hay incluso una iniciativa que pide colaboración ciudadana para comprar una lápida que de nombre a la tumba en la que se encuentran los restos de Marcelino Orbés Casanova en un cementerio de Nueva York

Comentarios