"La edad de los árboles no tiene nada que ver con su tamaño"

La Uned de Barbastro acoge la exposición ‘Arbóreo. Los árboles nos cuentan su vida’ del 30 de noviembre al 6 de enero, una muestra comisariada por Miguel Ortega, del Centro de Naturaleza Espacio Salto de Roldán de Nueno (Huesca) y Jesús Julio Camarero, del Instituto Pirenaico de Ecología Aula Dei (CSIC Zaragoza). Más de 50 personas asistían a la inauguración de la exposición.

Ortega presentaba este jueves la muestra y realizaba una visita guiada explicativa de las distintas curiosidades que esconden los troncos de los árboles. El comisario de la exposición volverá a realizar visitas comentadas abiertas al público los sábados 2 y 16 de diciembre en la Sala Goya de la Uned de Barbastro. Además, se realizarán visitas para los centros escolares de la ciudad en horario de mañana.

La exposición Arbóreo muestra una selección de maderas de plantas leñosas (árboles y arbustos) que almacenan información sobre las condiciones en las que se desarrollaron. Troncos y partes de árboles que guardan rastros sobre un territorio concreto.

"La edad de los árboles no tiene nada que ver con su tamaño", explicaba Ortega, que señalaba uno de los ejemplares de la muestra, de apenas 10 centímetros de diámetro, y al que se le calculan 90 años de antigüedad. Todo un 'jovenzuelo' si se compara con el ejemplar más longevo que puede descubrirse en esta exposición: una sabina de más de 640 anillos de crecimiento.

En los anillos de crecimiento de los árboles, se almacena información sobre el clima, pero también indican cómo los árboles se relacionan con otros organismos vivos y sus reacciones ante eventos como incendios o aludes. La dendrocronología es la ciencia que estudia los anillos anuales de crecimiento y permite interpretar y recuperar la información recogida en la madera para conocer mejor cómo cambian los bosques.

Las plantas, como organismos que viven fijos al suelo, no se pueden desplazar y evadirse de las condiciones adversas del lugar en el que viven, ya sean climáticas (extremos de frío o calor, sequías, exceso de precipitaciones), perturbaciones eventuales (incendios, riadas, avalanchas) o la presión de herbívoros y patógenos y la competencia de las plantas por agua o luz. A través de rodajas de troncos, piezas y montajes de árboles y arbustos del Altoaragón y una serie de paneles explicativos con dibujos tomados del natural, la exposición nos acerca esta ciencia de forma cercana y sorprendente, para disponer de más elementos con los que disfrutar de la naturaleza.

Comentarios