La DPH planea ceder al Ayuntamiento terrenos para el nuevo parque de Bomberos de Huesca

Parque Bomberos Huesca

Con la reapertura y ampliación del cuartel Sancho Ramírez en el horizonte próximo, la Diputación Provincial de Huesca (DPH) negocia ya con el Ayuntamiento de la capital la posible cesión de unos terrenos para la construcción del nuevo parque de Bomberos de Huesca. Así lo confirman fuentes próximas al equipo de Gobierno de la institución provincial, que muestran además la voluntad de colaborar con el Ayuntamiento en ese proyecto que se ha visto condicionado ahora por la necesidad de ceder al Ministerio de Defensa. Los suelos municipales que estaban previstos para la construcción del nuevo parque de Bomberos se tendrán que incluir ahora en el paquete de terrenos para la ampliación del cuartel, por lo que el nuevo equipamiento podría sufrir retrasos.

Al objeto de minimizar esa demora, la Diputación estaría dispuesta a ceder unos terrenos próximos al vivero provincial, situado en la carretera de Arguis, es decir, en el tramo de la N-330 que conecta la rotonda dedicada al Mulo de Montaña con las circunvalaciones que conducen hacia la autovía del Monrepós (A-23) y hacia la N-240 (carretera de Barbastro) por la variante norte. El nuevo emplazamiento sugerido resultaría por la DPH idóneo tanto por las buenas posibilidades de acceso al centro de Huesca, como por su salida hacia las circunvalaciones y conexión con polígonos y barrios más alejados.

La construcción de un nuevo parque de Bomberos es un proyecto muy demandado por los miembros de ese cuerpo de emergencias, ya que las actuales instalaciones están obsoletas y se han quedado pequeñas para las necesidades del servicio. El Ayuntamiento oscense planeaba construir un nuevo parque en los terrenos públicos vecinos al cuartel Sancho Ramírez, pero con el proyecto de reapertura y ampliación, todos esos suelos y algunos en manos de propietarios privados (8 hectáreas en total) se tendrán que aportar a Defensa.

El presupuesto municipal de este año incluirá una partida de 600.000 euros para realizar el primer pago de la compra de los suelos privados, algo menos de la mitad de las ocho hectáreas que se tendrán que traspasar para ampliar el cuartel, que acogerá la estructura de mando y fuerzas auxiliares de la División Castillejos, actualmente radicada en Madrid. La primera tasación indica que el coste de esos suelos rondará los 1,6 millones de euros.

Comentarios