El Almanaque de los Pirineos y la década que transformó a la sociedad

Sergio Sánchez

La quinta entrega del Almanaque de los Pirineos ya está en la calle y en esta edición la década de 1955 a 1965 es la protagonista. La editorial jacetana Pirineum con el periodista Sergio Sánchez a la cabeza, dedican 224 páginas a hacer un recorrido por una de las épocas que más logró transformar la sociedad. La industria de Sabiñánigo o las estaciones de esquí forman parte del engranaje que en el Altoaragón movió no solo la economía sino también a los ciudadanos que, como explica Sánchez “seguían a los cables y emigraba allí donde terminaba la hilera de pilonas de metal”.

La doble condición de almanaque del año y periódico de la época y la labor de documentación y fotografía, han convertido a esta publicación en todo un ‘clásico’ antes de las navidades que logra agotar ediciones. En esos años nacían infraestructuras como Yesa, Formigal o la industria de Sabiñánigo ya en pleno apogeo. Sergio Sánchez recuerda que todavía hoy seguimos hablando de aquella década.

Víctor Gomollón como diseñador y Saúl Moreno autor de la portada forman parte del equipo que, de nuevo, ha vuelto a dar con la clave para recoger los diez años que más transformaron a esta sociedad. Berta Fernández diputada de cultura hablaba del rigor histórico del almanaque

El almanaque empieza con la llegada de Formigal y a partir de ahí el recorrido por la historia nos llevará al fotógrafo Antonio González Sicilia -con cuyos fondos se ha contado en la publicación-, la Cuba de Castro, Balneario de Panticosa, la inauguración del Gran Hotel de Jaca, la llegada del Santo Grial a San Juan de la Peña o el Festival Folclórico de los Pirineos, entre otras muchas noticias. Datos como que en aquella época Huesca y Lérida suministraban el 45 por ciento de la energía eléctrica que se consumía en España nos hablan de una década importante

La actualidad internacional, nacional, provincial y local van de la mano por este recorrido, llegando también a detenerse en junio de 1959 con la llegada a Huesca de Franco. El pie de foto de ese momento hace un guiño a lo que se comentaba en la época, asegurando que “El Almanaque de los Pirineos quiere salir al paso de los infundados rumores sobre presuntos cierres de las joyerías de Huesca coincidiendo con la visita de Doña Carmen”

Comentarios