La estación de esquí de Saint Lary inaugura la temporada con hasta 50 cm de espesor

La estación de esquí de Saint Lary abría sus puertas este sábado. Según informan desde la estación, las “temperaturas favorables” permiten producir nieve “a pleno rendimiento”, lo que garantiza una evolución “muy favorable en la apertura del dominio esquiable”. De hecho, según explicaba José Buil, "en la jornada del viernes y en los próximos días hay previsión de nieve y bajada de temperaturas, lo que nos hace tener muy buenas expectativas".

No en vano, en la localidad de Saint Lary, a 840 metros de altitud, la nieve alcanzaba un espesor de 25 centímetros, que a pie de pista era de 30 centímetros. En las cumbres el manto blanco llega a los 50 centímetros de espesor.

La estación abre sus tres sectores: Plan d'Ardet (1700 metros), en la cota baja a pie de pistas, para facilitar el primer contacto con el esquí a los niños y debutantes, Soum de Matte y Espiaube (1900 metros) y Vallin du Portet (2400 metros), que discurre entre pinos y cascadas desembocando en un lago helado. Este fin de semana se abrirán parte de las 56 pistas disponibles.

Según el último parte ofrecido por la estación, habrá cinco pistas abiertas: dos para debutantes en el Pla d’Adet, la Combe de Saboures y Baby Merlans au Vallon y Mirabelle à Espiaube.

Las conexiones entre pistas se realizarán en lanzaderas.

En la comarca de Altos Pirineos y en el valle de Aure, Saint Lary es una estación de deportes de invierno familiar y deportiva con renombre internacional. Ofrece uno de los dominios esquiables de los Pirineos franceses repartido en tres sectores unidos entre ellos en altitudes y orientación variadas para el placer de todos.

Al ser una de las primeras pistas que abre sus puertas en los Pirineros, la previsión de asistencia de público es "optimista", a lo que se suman las buenas condiciones meteorológicas para favorecer la práctica de este deporte.

Comentarios