Lagüens: ‘La regla de gasto se debe revisar pero para evitar el trato indiscriminado de las administraciones locales’

José Antonio Lagüens PP

Para el alcalde de Graus, José Antonio Lagüens, lo que debe revisarse de la norma de gasto es el trato indiscriminado las administraciones locales. Explicaba que habría que diferenciar entre las administraciones locales que pagan y no tienen deuda, las que tienen una deuda viva que está por debajo del 75% de los ingresos pero pagan y amortizan deuda y aquellas que superan ese 75% y además no pagan.

Audio sin título

El alcalde de Graus, José Antonio Lagüens considera que la regla de gasto no supone una prohibición total, a la administración local, de gastar el ahorro sino que limita el gasto. Considera que ha sido una ayuda importante para los Ayuntamientos con deuda y con facturas pendientes de pago porque, por un lado, ha obligado a los consistorios a priorizar el pago a proveedores y, por otra, a garantizar el pago de la deuda ante las entidades financieras. En 2011, el Ayuntamiento pagaba unos intereses bancarios del 9% y, en la actualidad, el gasto financiero está en el 0,8%.

El presupuesto del Ayuntamiento de Graus para 2017 fue de 4.782.102 euros, y el consistorio está trabajando ya en el borrador del presupuesto para el ejercicio de 2018 que será ligeramente superior.

Desde el año 2011 el consistorio grausino tiene un plan de amortización de deuda que les ha permitido, prácticamente, reducir la cifra a la mitad. De hecho, a fecha 31 de diciembre de 2016, la deuda viva se cerró en 2.559.000 euros con lo cual la evolución ha sido de aminorar esa deuda a pesar de, en estos años, haber tenido que concertar operaciones de crédito.

La reserva económica de la institución es de unos 270.000 euros. Por lo que respecta a inversiones o gastos condicionados por la norma de gasto, Lagüens explicaba que en el ejercicio actual se han realizado adecuaciones en caminos rurales, en parques y jardines, en calles, escuela infantil o colegio de primaria y residencia de mayores, todo ello inversiones financieramente sostenibles.

La previsión es que el ejercicio 2017 se cierre con un superávit que rondará los 120.000 euros cantidad que, la regla de gasto permite, sea una cantidad que se pueda destinar a amortizar deuda o a inversiones financieramente sostenibles que será el camino que adopte el Ayuntamiento. La previsión de 2018 es que la cantidad destinada a ello sea de unos 100.000 euros.

Comentarios