Los tribunales fallan en favor de la duplicidad de Magisterio en Aragón

Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón ha desestimado el recurso contencioso- administrativo que presentó en 2015 la DPH y el Ayuntamiento de Huesca contra la Diputación General de Aragón y la Fundación Universidad San Jorge por la duplicidad de estudios de Magisterio, concretamente los planes de Grado de Educación Infantil y Primaria que la universidad privada implantaría a partir del curso académico 2015-2016. La DPH no recurrirá esta sentencia porque hay dos procesos abiertos en la Audiencia Nacional y en el Tribunal Constitucional que abordan el fondo de este conflicto.

La DPH y el Ayuntamiento oscense impugnaban el acuerdo adoptado en el Gobierno de Aragón de 10 de febrero de 2015 para modificar los principios y requisitos que guiarán la programación de las enseñanzas universitarias oficiales en la Comunidad Autónoma Aragonesa y, especialmente, el acuerdo de 18 de marzo de ese mismo año en el que se autorizaba a la Universidad San Jorge a la implantación y puesta en funcionamiento de dichos estudios. Alegaban que no se había seguido el procedimiento para una disposición con carácter general.

Pero la mayor razón de peso para este recurso era la “vulneración del equilibrio territorial”, que según los demandantes suponía esta decisión, y por lo tanto incurriría en “duplicidades de estudios universitarios” que infringía “la unidad de mercado y por lo tanto requisito restrictivo de la competencia y de la libre iniciativa”.

La letrada del Gobierno de Aragón y la Fundación Universidad San Jorge se opusieron a la demanda por “falta de legitimación activa de las entidades recurrentes, al carecer de competencias en materia de ordenación universitaria”, rechazaban la vulneración, a la que aluden los demandantes, del principio de equilibrio territorial y reclamaban la desestimación del recurso.

La Sala no comparte la tesis de la DPH y Ayuntamiento de Huesca, como recurrentes. Entiende, no obstante, que dichos acuerdos no tuvieron trámite a Audiencia, pero aprueba la programación universitaria plasmada en 2015. Y rechaza la pretensión de ambas recurrentes.

Comentarios