La iluminación y la decoración navideña se adueñan de Huesca

Huesca ya tiene ambiente de Navidad, después de que este martes se inaugurase el encendido de las luces navideñas, colocadas por diversos puntos de la ciudad. La gran protagonista de este acto era la plaza de López Allué, que se convierte en un punto neurálgico durante estas fechas. El centro lo ocupa la estructura de un gran árbol metálico, de 12 metros de altura y 6 de diámetro, que ha realizado en sus talleres de Tecmolde Julio Luzán, con su interior repleto de árboles de Navidad y grandes bolas.

Además, en la plaza se han dispuesto multitud de adornos. Hay cascadas de luces, grandes maceteros con flores de pascua colgando de las farolas, campanas de Navidad realizadas en poliestireno, así como 400 copos de nieve, que se han colgado de los balcones de los edificios de toda la plaza.

Una gran pista de hielo también comenzaba a funcionar este martes, en lo que promete ser la gran atracción de estas fiestas para niños y mayores. A las puertas de la oficina de turismo se ha dispuesto un nacimiento a tamaño natural, y se ha colocado un antiguo quiosco, en el que Papá Noel recibirá a los niños.

Varios concejales del ayuntamiento de Huesca paseaban por la plaza entre la multitud de público que se había congregado, comprobando el animado resultado final.

Las brigadas municipales han sido las encargadas, en las últimas semanas, de disponer todas las luces de Navidad. La malla que cubre la parte central de los Porches de Galicia, las grandes bolas con lágrimas de luces led, colgadas en los Cosos Alto y Bajo, así como otros adornos o tiras de luces led rodeando árboles o farolas en numerosas calles y plazas de Huesca estarán encendidos hasta el próximo 7 de enero. El alumbrado se encenderá desde las 18.00 a las 22.00 de lunes a jueves y hasta las 0.00 horas los viernes, sábados, domingos y víspera de festivo.

Comentarios