La situación actual del campo no sería tan preocupante con agua almacenada en embalses

campos sequía agricultura

La provincia de Huesca, al igual que el resto de Aragón y gran parte del país, arrastra una importante situación de sequía en los últimos meses. Aunque todavía no es absolutamente grave en el Alto Aragón, sí que se han empezado a tomar algunas medidas, como las recomendaciones de Riegos del Alto Aragón, para priorizar la siembra de cereal de invierno, de cara a una hipotética situación de cupos. Los responsables de las organizaciones empresariales agrarias consideran que, en este momento, la sequía es estructural, porque faltan infraestructuras

José Fernando Luna, presidente provincial de ASAJA Huesca recuerda que se llevan cuatro o cinco meses sin precipitaciones, y se puede hablar de una cierta sequía, porque no ha nacido el cereal de invierno, aunque en el regadío ha habido agua a demanda. Si llueve, asegura, se solucionará la situación, pero el problema es toda el agua que se ha desperdiciado (1.000 hm3) por no poderla almacenar, sin inversión en obras hidráulicas en los últimos años.

El responsable de UPA en los Monegros, Armando Sanjuán, asegura que como el problema ya es generalizado con los embalses españoles al 20-30%, por fin se está haciendo caso a los agricultores. En la provincia, dice, ha sido un año normal, porque se ha podido regar, pero el problema actual, según él, también es la falta de embalses.

Y por su parte, el secretario regional de UAGA, José Manuel Penella, afirma que en la provincia de Huesca no hay sequía profunda, sino una ausencia de lluvias importante, que está afectando al normal funcionamiento del campo.

Luna achaca a la falta de planificación política que los embalses estén vacíos. En su opinión, si no se puede regar la fruta, ni sembrar maíz y ni regar la alfalfa, el campo oscense dejaría de generar 500 millones de euros de volumen de negocio.

Comentarios