La comunidad de laicos de Monzón pide que no se retire el Sagrado Corazón del castillo

Con el título de “No a la retirada del Sagrado Corazón”, la comunidad de laicos de la parroquia de Monzón, ante la decisión de retirar la escultura, han publicado un manifiesto en el que piden la anulación del proyecto de retirada y se respete el lugar donde siempre ha estado en el castillo.

Entre los motivos que exponen está la falta de democracia, ya que afirman ha sido una decisión unilateral del equipo de Gobierno y no se ha tenido en cuenta las 5.000 firmas recogidas por la Plataforma “Por un castillo con corazón”, como explicaba Miguel Ángel Raso, miembro de la comunidad.

Además, consideran que no hay pruebas objetivas para la retirada del Sagrado Corazón y que las obras se han podido desarrollar con absoluta normalidad, sin que la escultura haya sido un impedimento para la correcta ejecución de los trabajos.

Salvador Sarrado señalaba en una entrevista que hay que hacer historia y recordaba que la instalación de la estatua fue la primera acción en la restauración del castillo, ya que se cerró y se empezó a vigilar por la policía. Asimismo, apunta que la llegada del Sagrado y la Declaración de Patrimonio Histórico fueron dos acciones que se solaparon en el tiempo.

Sarrado recuerda cómo a lo largo de la historia se pusieron dos campanarios, uno con una cruz, y a nadie molestó.

Por su parte, Andrés Botanch explicó que les parece bien que se retire para terminar las obras y que se restaure, aligerando la estructura, pero que luego se vuelva a ubicar en la zona donde está.

Por último, consideran que la decisión de retirar la escultura supone una intromisión del derecho fundamental a la liberta religiosa y ante el deber de colaboración con la iglesia católica.

Comentarios