Quince proyectos inéditos reciben ayudas del IEA

El Instituto de Estudios Altoaragoneses de la Diputación de Huesca ha resuelto la convocatoria de ayudas de investigación que lanza cada año, desde 1985, para apoyar los mejores trabajos en cada una de las áreas del IEA. En total son 15 los proyectos seleccionados entre la treintena que ha concurrido y en total recibirán 44.000 euros. Lo que todos tienen en común es que son inéditos y están centrados en temas de interés para la sociedad altoaragonesa o contribuyen a defender su patrimonio cultural y natural.

Las ayudas otorgadas en la XXXIII convocatoria se corresponden con temas muy diversos, en consonancia con la rica variedad que caracteriza a la provincia y llegan a algunos tan poco estudiados como es la actividad minera antigua, fundamentalmente en los entornos de Panticosa, Bielsa y Benasque, o el Pirineo como uno de los mejores archivos de cuevas heladas de la Península, con una relevancia similar a los glaciares, desde el que poder observar cambios ocurridos en el paisaje a nivel de especie.

Tras estos proyectos están más de 25 investigadores que durante el próximo año van a trazar nuevas líneas de estudio relacionadas con el acerbo cultural, científico e histórico del territorio altoaragonés. Son Raquel Gállego, Alex Garris, Alfonso Bermúdez, Carlos Bitrián, María Leunda, Alberto Lasheras, Carlos Rodríguez, Dominique Leyva, Ana Rosa Maza, Jesús Camarero, José Antono Mínguez, Marcos Guillén, María Leunda, Pablo Martín, Gloria Desir, Cinta Marín, Francisco Javier Gracia, Carmen Castañeda, Rafael Rodríguez, José Ramón Olarieta, Alberto Montaner, Antonio García Omedes, Ricardo Guixá, Ganna Goncharova, Diego Navarro y Teresa Bernúes.

En el transcurso de las obras de rehabilitación y las visitas que se realizan en la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, han sido localizados en las paredes escritos e incisiones principalmente del periodo de la Guerra Civil española. Se plantea un estudio de los graffiti para evitar su pérdida por el paso del tiempo y que permita conocer más acerca de esta época en los Monegros y del uso del monasterio. También será objeto de otra investigación la historia del monasterio de Sijena desde la desamortización a través de los proyectos de intervención arquitectónica que han significado cambios fundamentales en la vida, su forma e imagen.

En esa vertiente histórica, también verá la luz un retrato del Alto Aragón en guerra, un archivo fotográfico digital y literario que siga los pasos de los voluntarios internacionales que acudieron a España en esa época, mientras que en otro trabajo el papel fundamental de las cofradías de Fonz en su labor de asistencia a los vecinos en caso de pobreza o enfermedad a lo largo de la Edad Moderna. Para comprender la época del reinado de Alfonso XIII y la crisis de la Restauración es clave conocer también la guerra del Rif, donde un estudio plantea el impacto en la opinión pública oscense. En una perspectiva contemporánea, un análisis del informe Hite sobre sexualidad femenina para construir un relato en torno al cuerpo y el placer de la población femenina oscense en el momento actual.

Las relaciones entre España e Italia en la segunda mitad del XVIII son el telón de fondo de un trabajo que va a transcribir, contextualizar y hacer un análisis crítico de la correspondencia, hasta el momento inédita, entre José Nicolás de Azara (Barbuñales, 1730 – París, 1804) y Du Tillot, primer ministro del Ducado de Parma y y uno de los personajes más influyentes de la política y cultura europea de aquel tiempo.

En la rama científica, los hay encaminados a intentar comprender el efecto de las últimas sequías con la investigación de las causas de la longevidad y mortalidad, centrándose en la sabina negral de la Sierra de Guara. Siguiendo con la mirada puesta en la transformación del paisaje, más en concreto en la particularidad de las arcillas terciarias de la Hoya de Huesca y los Somontanos, se analizarán los factores que provocan la respuesta erosiva en estas laderas que lleven a establecer comparaciones con otras áreas y diseñar mapas de vulnerabilidad.

Después de estudiar los restos de un taller de producción cerámica de la época romana años atrás, ahora será el periodo andalusí para un mejor conocimiento de la Huesca medieval a partir de las evidencias arqueológicas de la existencia de alfares.

La historia del patrimonio altoaragonés está presente en más investigaciones, como la que pretende abordar de manera global la tutela ejercida por la Comisión provincial de Monumentos Históricos y Artísticos en la edad contemporánea, donde aparece como primer contacto con los conventos suprimidos en la provincia junto con diversos informes y declaraciones de monumentos tan relevantes como San Juan de la Peña o el castillo de Loarre, entre otros. Otras aparecen centradas en la lipsanoteca, un tipo especial de relicario habitual de los períodos prerrománico y románico en las localidades de Loarre y Broto y en los custodiados en los museos de Jaca y Barbastro, y en rescatar del olvido las tradiciones orales de la villa de Aniés mediante una aproximación histórico-artística tanto de la villa como de la ermita de la Virgen de la Peña.

Comentarios