CSIF denuncia sobrecoste por no usar medios propios en los últimos incendios

El sindicato CSI-F en SARGA, denuncia el innecesario sobrecoste en el que se está incurriendo al movilizar la UME y los dispositivos de incendios de otras comunidades en lugar de usar medios propios y que se ha dado tanto en el reciente incendio de Valderrobles, en Teruel, como en el de Torre de la Ribera en la Ribagorza. Desde CSI-F se señala que además del potencial peligro de que se formen grandes incendios por no contar con la rápida respuesta que da la movilización de los medios de la propia comunidad, la movilización de medios externos al Gobierno de Aragón, como la UME o las brigadas y medios de otras comunidades, suponen una factura a pagar que podía ser invertida en los medios propios aumentando la eficacia y mejorando el servicio que se da a los aragoneses.

Desde CSI-F se solicita la incorporación inmediata de las cuadrillas que están realizando labores silvícolas que cuentan con personal preparado y acostumbrado a actuar en incendios, a los incendios forestales que se produzcan en Aragón; tanto con el objetivo de minimizar el peligro de un gran incendio como para dejar de desangrar económicamente a la comunidad con el uso de medios externos. CSI-F recuerda que los dispositivos de emergencias existen por el valor que socialmente se da a lo que se pretende cuidar y por la imposibilidad de prever con total exactitud las situaciones para las que existen; debiendo de estar preparados y dispuestos para el peor escenario potencial que se pueda dar.

Es por esto, que aunque las fechas no son las más habituales para los incendios (aunque tampoco son excepciones, de ahí que otras comunidades mantengan sus medios de lucha contra incendios todo el año), la sequía extrema requería que se movilizara al Operativo de Incendios de Aragón.

Desde este sindicato se quiere recordar que una vez en el acuerdo presupuestario en las Cortes de Aragón se asignó un aumento que fue en una partida presupuestaria independiente a la partida para el Operativo de Prevención y Extinción de Incendios, lo que dio lugar a que la ampliación se destinara únicamente a trabajos silvícolas, desde CSI-F y UGT se forzó un acuerdo para que además de incluirse en las plazas vacantes a colectivos que habían quedado injustamente fuera de los aumentos presupuestarios (Puestos fijos de Vigilancia, Autobombas y Espacios Naturales), las cuadrillas llevasen los Equipos de Incendios para que en caso de emergencia pudiesen participar en la extinción.

Por tanto, se cuenta un amplio operativo de personas que aunque estén haciendo trabajos silvícolas en estos momentos, actúan durante el resto del año en los incendios forestales. Si el Departamento no ha querido movilizar los medios propios de los que dispone y prefiere pagar a la UME y a otras comunidades autónomas, es algo cuando menos sorprendente y que el Gobierno de Aragón deberá de explicar a los ciudadanos.

Comentarios