Aragón celebra el retorno de las piezas de Sijena en un día histórico

abrazos llegada sijena bienes

Las obras de arte sacro que hasta este lunes se encontraban en el Museo de Lérida ya están de vuelta en el Monasterio de Sijena. En la localidad les esperaban unos 200 vecinos que recibían las obras con vítores y lágrimas. En Aragón se vivía como un gran día, y es que hacía más de 20 años que reclamaban estas piezas por la vía eclesiástica y judicial.

Pero no han llegado las 44 piezas reclamadas en una sentencia de la Audiencia Provincial de Huesca. Una de ellas, un lienzo del siglo XVIII, “no ha llegado porque en el momento del traslado los técnicos del Museo de Lérida no sabían dónde estaba”, declaraba Ignacio Escuín, director general de Patrimonio del GA que acompañaba a los técnicos en Lérida.

En declaraciones a los medios de comunicación el director del Museo de Lérida, Josep Giralt, decía que “ha habido una que no se ha localizado porque estaba en el Palacio episcopal, estamos buscándola, de todas maneras ellos se han acabado llevando 44". Giralt habla de 44 y el Gobierno de Aragón de 43 al tener una de ellas dos piezas, explicaba Ecuín.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, visitará este martes el Monasterio de Sijena, donde se podrán ver expuestas ya algunas de las obras recuperadas. Al acto, en el que le acompañará la consejera de Educación, Cultura y Deporte, han sido invitados los líderes políticos de todas las formaciones de la Comunidad.

Desde las 4.00 de la mañana, hora de entrada al centro expositivo, se sucedían las labores de identificación, embalaje y posterior carga y traslado, hasta su llegada a Sijena a las 15.00. Estas piezas se suman a las 51 que regresaron en verano de 2016 procedentes del Museo Nacional de Arte de Cataluña y que desde entonces se pueden disfrutar en el Monasterio. Quedan otros litigios pendientes como el de las Pinturas Murales de la Sala Capitular del Monasterio de Sijena. Son las más valiosas del cenobio que tenía el museo de Barcelona y que, según los informes presentados por el museo, las más delicadas. Forma parte de otro procedimiento que seguirá los tiempos judiciales.

Como en esa ocasión, cuando el MNAC reconoció haber extraviado dos de las 53 piezas que debía devolver, también hay que lamentar en esta ocasión que el Museo de Lérida haya perdido una de las 20 pinturas que siguen sin localizar, más de un año después.

Como había dispuesto el juez en su providencia, este lunes día 11 de diciembre, era la fecha límite para la devolución de estos 44 bienes culturales procedentes del expolio que durante el siglo XX sufrió el Monasterio de Sijena y cuyas ventas realizadas por la orden de San Juan han sido declaradas nulas de pleno derecho por el Juzgado de primera instancia e instrucción nº1 de Huesca.

Entre las piezas que ahora retornan a su lugar de origen encontramos fondos de excepcional interés, como es el caso de tres cajas sepulcrales realizadas en madera policromada de la segunda mitad del siglo XV, uno de los escasos ejemplos conservados de este tipo de piezas. La más antigua de ellas es la Caja sepulcral de Sor Isabel de Aragón, atribuida al taller de Blasco de Grañén, datada en torno a 1434. De hacia 1494 es el sepulcro de la Priora de Sijena, Sor Francisquina d'Erill y de Castro, atribuido a Miguel Ximénez. Completa el conjunto la caja sepulcral en madera policromada de Sor Beatriz Cornel, de la segunda mitad del siglo XV. En todos los casos la representación de las prioras yacentes se acompaña de la heráldica familiar.

También entre este grupo de piezas se encuentran cuatro alabastros policromados que pertenecieron al desaparecido Retablo de Santa Ana, c.1529-1530 y que son obra de Gabriel Joly, uno de los artistas más reputados de Aragón de la primera mitad del siglo XVI, escultor francés afincado en Zaragoza y del que se tienen noticias documentales desde 1515 a 1538. Se trata de cuatro escenas: Nacimiento de la Virgen, Esponsales de la Virgen, Santa Ana con la Virgen y el niño, y Dios Padre con Jesús muerto. Se trata de cuatro delicados altorrelieves en alabastro que aún conservan parte de su policromía. Además de estos siete bienes, los únicos que han permanecido expuestos al público de los 44 que se encontraban retenidos en el Museo de Lérida, también se podrán mostrar en su lugar de origen nueve alabastros procedentes del Retablo de la Infancia de Jesús, datado en torno a 1529-1530, también atribuidos a Joly y que se encuentran en desigual estado de conservación: algunos son poco reconocibles, mientras que otros, como el Nacimiento de Cristo, conservan una lectura completa de la escena, por lo que puede apreciarse  perfectamente el delicado trabajo del autor.

Además, se atribuye al Maestro de Sijena (1515-1521) la predela en madera policromada procedente del Retablo la Piedad con la representación de los Siete Gozos de la Madre de Dios. Su reconocible estilo con la presencia de arquitecturas renacentistas, el original modo de componer y la paleta por él utilizada vinculan a este artista con el arte centroeuropeo. Completan el listado de estos 44 bienes cuatro tablas policromadas con las representaciones de Santa Rosa de Lima, Santa Ubaldesca, Santa Teresa de Jesús y Santa Clara, datadas en el siglo XVIII, ejemplificación de las virtudes cristianas y de los valores que las monjas de Sijena debían seguir, y una veintena de óleos –uno de ellos, el que el Museo no ha conseguido ubicar- sobre lienzo datados en su mayoría en los siglos XVII y XVIII.

Todas ellas, que desde este lunes se conservarán en su lugar de origen, componen un conjunto patrimonial que ayuda a entender la trascendencia histórico-artística del Monasterio de Santa María de Sijena, que recupera parte de su esplendor perdido. La llegada al Monasterio ha resultado muy emotiva y los bienes han sido acompañados de los aplausos de los presentes. Tras su recepción, la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ha considerado que “se ha hecho Justicia en el amplio término de la palabra: en el sentido estrictamente jurídico y en el social”. Pérez ha recordado que esto no tiene nada que ver con la aplicación del artículo 155 y que el ministro “no solo ha incumplido una sentencia, sino que ha tratado de impedir de manera subsidiria que los bienes volvieran a Aragón”.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, visitará este martes el Monasterio de Sijena, donde se podrán ver expuestas ya algunas de las obras recuperadas. Al acto, en el que le acompañará la consejera de Educación, Cultura y Deporte, han sido invitados los líderes políticos de todas las formaciones de la Comunidad.

Comentarios