Vuelta al trabajo con la mirada puesta en el partidazo ante el Lugo

Entrenamiento ECA SD Huesca

La SD Huesca ha reanudado los entrenamientos en una semana muy especial puesto que el domingo se mide en El Alcoraz al Lugo, equipo con el que está empatado en lo más alto de la clasificación, en un encuentro que está levantando mucha expectación y que además será la despedida en casa a este 2017 en el que los azulgranas han basado gran parte de sus éxitos con los excelentes resultados conseguidos como local. Esa fortaleza la pone a prueba un Lugo que es uno de los mejores visitantes de la Liga 1/2/3.

En la primera sesión se ejercitaban al margen del grupo Jair y Vadillo. En el caso del primero lleva varias semanas aparte debido a unas molestias físicas y como precaución. El resto, excepto Akapo lesionado, ya solamente piensan en ese encuentro ante los gallegos con el Cucho con una semana más de trabajo y que podría volver a la titularidad ante el CD Lugo. Alexander y Killian, con el alta médica, ya están también disponibles.

Es el último partido en El Alcoraz ante la afición y una buena ocasión para terminar como líderes y marcar diferencias con algunos de los perseguidores. En el vestuario ven este encuentro como una gran oportunidad, pero reconociendo que los lucenses también andan muy buen.

El defensa Jorge Pulido lo analizaba destacado que es un partido ante un rival directo y en casa y que la comunión con la afición está siendo muy importante, “entre todos hemos creado esto y ahora hace falta que sigamos”, decía.

Comerse los turrones como líderes de 2ª División es un sueño, pero muchas de las opciones pasan por ganar al Lugo. Además se quiere hacer bueno el punto conseguido ante el Alcorcón y, como ha sucedido en otras semanas, sumar de tres en tres en casa.

Pulido ha llegado al Huesca esta campaña y para nada pensaba estar tan arriba, si bien destacaba el proyecto deportivo que tiene y que “si continuamos así podemos hacer algo grande”.

Aunque ha habido bajas, el equipo no se resiente y la prueba estuvo en Alcorcón donde faltaron los dos laterales titulares y Luso y Rulo cumplieron, demostrando que “todo el mundo puede jugar”, indicaba Jorge Pulido.

Huesca y Lugo se juegan el primer puesto y “si estamos allí es por algo no es la jornada cinco. Ahora hay que mantenerlo, que es lo complicado”, señalaba el defensa de la SD Huesca que destacaba el gran conjunto del rival del domingo y las dificultades que tendrá el choque.

Comentarios