Cada vez menos habitantes, y más viejos

niños maternidad nacimientos

El crecimiento vegetativo en la provincia de Huesca es manifiestamente negativo. El Instituto Nacional de Estadística ha publicado los datos del movimiento natural de la población española en el primer semestre de 2017, y los datos definitivos correspondientes al pasado año 2016. En los seis primeros meses del año, en el Alto Aragón han nacido 842 personas, mientras que morían 1.348. La tasa de mortalidad en la provincia de Huesca en 2016 se situó en 4,45 defunciones por cada 1.000 habitantes, con una experanza de vida de 83 años. El pasado año hubo 681 nacidos por cada mil habitantes, con un saldo vegetativo del -3,6 por cada mil habitantes. Por otro lado, el crecimiento de la población por cada mil habitantes fue de -4,37.

De los 842 nacidos de enero a junio de este año en la provincia de Huesca, 430 eran varones y 412 mujeres. En Huesca capital se registró el nacimiento de 225 bebés.

Por lo que se refiere a las defunciones, en los seis primeros meses fallecieron 1.348 personas; de ellos 692 hombres y 656 mujeres. En Huesca capital se produjeron 280 defunciones.

El año pasado, la provincia de Huesca registró una tasa bruta de natalidad de 7,82 nacimientos por cada 1.000 habitantes, mientras que la de mortalidad se situó en 11,4 defunciones por cada 1.000 habitantes.

La edad media de la población es de 45,2 años. 44,1 en los hombres y 46,4 años en las mujeres. La proporción, este año, de personas mayores de 64 años en la provincia es del 22,2%, y el índice de evejecimiento es del 153%.

La esperanza de vida en el momento del nacimiento en la provincia de Huesca se sitúa en 83 años. La esperanza de vida a losa 65 años es de 21 años.

Los datos del INE muestran también el saldo migratorio de la provincia por cada mil habitantes, que se sitúa en un 0,44.

Comentarios