El Sancho Ramírez reabre con más de 600 militares y se convierte en cuartel general

La ministra de defensa, María Dolores de Cospedal, ha dicho en Huesca que el acuartelamiento Sancho Ramírez será uno de los dos cuarteles generales con los que contará el Ejército de Tierra en España. Se reabrirá en su totalidad en el año 2019, con entre 600 y 700 militares, en su mayoría oficiales y suboficiales. Para ello, la ministra reitera la necesidad de contar con ocho hectáreas más de terreno, además de las casi 12 de la actual instalación.

El anuncio de la ministra en Huesca ha venido a confirmar las mejores expectativas sobre la reapertura. Después del baile de cifras sobre el número de soldados que podrían venir al Sancho Ramírez, de Cospedal ha asegurado que serán entre 600 y 700 militares los que ocupen la instalación.

Para la reapertura es necesario llevar a cabo una remodelación importante del cuartel. Habrá que equiparlo, porque quedó vacío tras el cierre, y habrá que llevar a cabo numerosas obras. La inversión que hay que realizar no será menor a los 10 millones de euros.

La cúpula militar insiste en que el cuartel de Huesca va a ser uno de los más importantes del país, ya que, no solo acogerá el mando de la División Castillejos, sino que se desarrollarán múltiples actividades a las que tendrán que venir militares de otros puntos del país. Es decir, será una instalación de referencia.

Pero para trasladar a Huesca la División Castillejos, añadía la ministra, es necesario también ampliar el actual cuartel, y eso que ya cuenta con casi 12 hectáreas.

El Ayuntamiento de Huesca está negociando ahora con diferentes propietarios para conseguir completar las ocho hectáreas que necesita Defensa. La ministra expresaba su confianza en que las negociaciones lleguen a buen puerto y pronto el Ayuntamiento pueda ceder los terrenos al ministerio.

Comentarios