El Ayuntamiento de Monzón dice que no excluyó a la sección infantil de canto del Festival de Villancicos

Adelardo Sanchis. como concejal delegado, quiero aclarar lo siguiente: no es mi ánimo ni nunca lo ha sido decirle al director de la Lira, qué piezas han de interpretar y de qué manera, como tampoco se me ha pasado por la cabeza decirle a la directora de la Coral Montisonense qué repertorio han de entonar durante el concierto. Tampoco le he dicho al grupo folclórico qué ha de hacer durante el tiempo que intervenga en el concierto. Confío sobradamente en el sentido común de sus directores y dirigentes, convencido de que harán siempre lo que consideren más apropiado. De esta manera, responde a las críticas de los padres de los niños de la Escuela de Folclore que lamentaban que sus hijos no actuaran este sábado.

La experiencia nos muestra, continúa, que el gran poder de convocatoria de estos tres actores en la vida cultural de Monzón hace que habitualmente se complete el aforo de las instalaciones municipales en las que se realizan durante el invierno sus actividades. Hecho que el año pasado ya provocó el malestar de algunos ciudadanos porque no pudieron acceder, por exceso de aforo, al auditorio.

Mi obligación, a parte de velar por la seguridad de los que asistan al concierto, y eso incluye el no superar el aforo de la instalación, es facilitar y propiciar la promoción de las distintas actividades de los muchos actores con los que cuenta la ciudad con iniciativas culturales.

Tras la experiencia del año pasado, los actores (Banda, Coral, Grupo y Ayuntamiento) hemos estudiado las posibles soluciones al problema descrito, y casi todas pasan por desgajar el festival en dos o tres fechas. En esta ocasión se optó por un festival infantil aparte (de hecho se anunció en el programa cultural de otoño) que finalmente fue descartado por diferentes razones de agenda, que todos los implicados entendimos.

En cuanto a la recomendación mínima de la edad para asistir (6 años), creo que resulta evidente que no es un espectáculo específicamente infantil. Además, decimos “recomendada” y a nadie se le impide el acceso por la edad.

Por último, agradece a las presidentes de las tres entidades por el esfuerzo y colaboración en la preparación de un evento que ha de servir para alegrarnos y no para disgustarnos.

Comentarios