PAR Huesca exige un estudio previo y debate abierto sobre el mercado de abastos

El Comité de Huesca del Partido Aragonés ha exigido “rigor y responsabilidad” al Ayuntamiento de la ciudad respecto a la intención de crear un mercado de abastos y bares en la plaza de toros. PAR-Huesca argumenta que prever medio millón de euros, sin un “estudio previo y serio” es una “ocurrencia con efectos secundarios y daños colaterales sobre el comercio y la hostelería, la ordenación urbana, la participación, la adjudicación de la feria taurina… contradictoria y a un elevado coste, que deja en evidencia al área municipal de Desarrollo”. Con estas palabras califica este proyecto esta formación política a través de un comunicado.

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha reclamado públicamente al ayuntamiento de la ciudad que “aplique rigor y responsabilidad en la gestión del interés general de los oscenses, elaborando un estudio previo y serio sobre la oferta, demanda, posibilidades reales de viabilidad e impacto de promover e instalar un mercado de abastos con bares en el anillo bajo los tendidos de la plaza de toros”.

Según indica PAR-Huesca, “se ha anunciado esa idea sin base técnica ni valoración alguna, pero sorprendentemente ya incluida con partida propia en las inversiones y obras municipales para 2018 y con previsión para 2019 hasta sumar medio millón de euros de fondos públicos”.

El comité del PAR explica que “no hay respuesta a cuestiones imprescindibles como determinar si ese mercado con bares es una necesidad para Huesca en este momento, será positivo para un sector clave como el comercio oscense, contribuirá realmente a la ordenación e impulso urbano, económico y social o si cuenta con estimación de costes y plan detallado”.

PAR-Huesca considera que “a la vista de la improvisación y las formas utilizadas, con dos representantes de un único grupo municipal, este anuncio reviste el aspecto de una cuestión de desequilibrios políticos en el tripartito, de cesión de protagonismo en la cercanía de las elecciones y de cara ocurrencia con efectos secundarios y daños colaterales, más que objetivo de ciudad”.

Entre esos efectos, el comité del PAR señala la “competencia subvencionada contra los establecimientos oscenses, varios de ellos muy cercanos, que comercializan producciones agroalimentarias locales y de ‘kilómetro cero’ o con el sector de la hostelería. Como única referencia, el mercado agroecológico quincenal pasa a ser semanal por decreto, sin que haya habido una explosión de oferta y demanda que fundamente un mercado de abastos diario”.

PAR-Huesca incide en otras contradicciones como el aplazamiento de la urbanización del Coso Bajo precisamente en este tramo más cercano o la postergación de la intervención en el entorno plaza Unidad Nacional-Porteta, así como la ausencia de un debate abierto con los implicados y afectados (comerciantes, barrios, peña taurina) “que no ha sido ni aludido por los paladines de la participación, sino que difunden un propósito cerrado sin diálogo”.

Un nuevo “daño colateral”, incide el comité del PAR, es “el lanzamiento de esta ocurrencia precisamente cuando se está preparando el pliego de adjudicación de la plaza de toros. Quizá se trata de ahuyentar a empresas taurinas que pudieran estar interesadas y preferirían evitar un contrato con ‘cuco’ dentro o de demostrar que la plaza de toros puede servir para otro fin y así allanar el camino a su intención de acabar con la feria taurina. El edificio necesita resolver problemas de humedades y otras mejoras pero es muy dudoso que el procedimiento sea éste”.

Para PAR-Huesca, “otro efecto de este anuncio es dejar en evidencia la gestión del área municipal de Desarrollo. Medio millón de euros, que es el coste previsto para crear el mercado, es la cantidad total destinada por el ayuntamiento en los dos últimos años al cumplimiento del Pacto local por el Empleo. De esta manera, queda de manifiesto la confusión de las prioridades de asignación presupuestaria, equiparando una ocurrencia con el mencionado Pacto suscrito con empresarios y sindicatos, cuyos resultados reconocidos son más que insuficientes. Es una muestra de cuanto supone anteponer la ideología a la eficacia”.

Finalmente, PAR-Huesca destaca “un aspecto importante como el modelo de mercado que se quiere copiar. En Mérida, que es el ejemplo citado estos días, se abrió con catorce restaurantes y sólo dos comercios e iniciativa privada por completo. Tampoco se puede olvidar que el anterior mercado de Huesca, el creado en los setenta en la plaza López Allué, fue declinando y que ya se planteó la posibilidad de abrir un mercado de abastos nuevo, incluso en un encuentro en Huesca con un representante de la empresa pública Mercasa, sin que avanzara por falta de interés de potenciales comerciantes. La alternativa coherente ahora sería incentivar y apoyar la ubicación de los comerciantes artesanos en pleno Casco Antiguo, configurar un recorrido y dinamizar directamente ese barrio”.

Comentarios