180 personas se suman a una nueva concentración contra el traslado del Sagrado corazón

La Plaza Mayor de Monzón acogía una nueva concentración contra el traslado del Sagrado Corazón del Castillo, a la que asistían unas 180 personas. El acto, convocado por la plataforma “Por un Castillo con corazón”, estaba moderado por Isaac Claver y contaba con la intervención de distintos actores de la sociedad montisonense: dos representantes políticos, un miembro de CEHIMO y otro de la parroquia.

Entre los cinco, fueron explicando los motivos de su oposición a esta medida que ha sido anunciada por el equipo de gobierno municipal. El primero en tomar la palabra era Andrés Botanch, que se refería al origen de la colocación de esta estatua; una iniciativa que surge a propuesta de la parroquia de Monzón con el respaldo de Hidro Nitro Española, y que ya se ha visto amenazada en anteriores ocasiones.

Salvador Sarrado, de la comunidad de laicos, hablaba del papel que ha desempeñado el Sagrado Corazón durante todos estos años en el castillo, una fortaleza templaria y posteriormente, sanjuanista, y por tanto, religiosa. Considera que el monumento tiene gran influencia católica y que, a su vez, la colocación de esta estatua sirvió para ponerlo en valor en un momento en el que estaba abandonado.

El portavoz del PAR, Javier Vilarrubí, aludía a la reunión que convocó el pasado mes de septiembre el ayuntamiento para informar de esta medida y recordaba otras tomadas desde el consistorio, como fue apagar la iluminación del Sagrado Corazón cuando entraron en el equipo de gobierno. El edil pedía consenso, rechazaba que el traslado tenga que ver con cuestiones técnicas y explicaba las soluciones que han aportado desde la oposición.

Cerraba el turno de intervenciones Julián Alamán, del PP, que hablaba de los citados informes técnicos y la visita del Director General de Patrimonio. Asegura que es falso que el Sagrado Corazón sea perjudicial para la permanencia de la fortaleza y que de ser así, el Ministerio de Cultura lo hubiera quitado directamente a la hora de realizar las obras de restauración. Asimismo, lamentaba que el ayuntamiento desoiga la gran oposición que tiene la medida.

Para concluir, Isaac Claver destacaba el sentimiento que tienen los montisonenses hacia la referida estatua e incidía en la necesidad de conseguir un consenso con respecto a esta decisión.

Comentarios