La "Ronda Norte" y el cementerio municipal, obras importantes en Barbastro en 2017

Estos son dos de los asuntos más importantes en la actualidad municipal en este año que finaliza. Otros temas relacionados con Barbastro y que también han sido protagonistas este año: el nombramiento de Juan José Omella como cardenal. Omella es arzobispo de Barcelona y fue Obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón. Además, el barbastrense José Antonio Escudero fue distinguido con la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio y Raquel Latre fue nombrada nueva presidenta de la D.O. Somontano, sustituye en el cargo a Mariano Beroz que decidió no presentarse a la reelección.

“RONDA NORTE”

La “Ronda Norte” entrará en servicio la próxima semana. En la primera fase se ha construido el vial, el puente y las rotondas. Para una segunda fase queda la iluminación y las aceras. La Diputación Provincial de Huesca ejecuta esta obra que supera el millón de euros. Este tramo carretero pretende descongestionar el tráfico del centro de la ciudad y une la antigua carretera de Salas, perteneciente al Gobierno de Aragón, y la carretera de Cregenzán, propiedad de la DPH.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, destaca que se trata de la obra más importante que se ha desarrollado este año en Barbastro y avanza que entrará en servicio en los próximos días.

CEMENTERIO MUNICIPAL

El Ayuntamiento de Barbastro adjudicaba la tercera fase de las obras del cementerio municipal a la empresa barbastrense Eshorvisa por un importe de 541.289 euros. La previsión es que la ejecución de esta tercera fase se prolongue durante cinco meses. Una vez finalizadas las obras, se podrán realizar enterramientos en esta nueva infraestructura, que irá ampliando sus instalaciones y dotaciones de nichos y tumbas en función de las necesidades. El importe total invertido en esta infraestructura, entre las tres fases supera el millón de euros.

El proyecto de construcción del cementerio municipal se desarrolla por fases debido a su magnitud, habiéndose ejecutado ya una fase previa, en la que se realizó el vallado perimetral y el acondicionamiento del terreno; una primera fase en la que se construyeron 300 nichos y 60 columbarios prefabricados, además de la distribución del agua en la parcela y la instalación eléctrica; y una segunda fase en la que se construyó el almacén que dará servicio al cementerio, se finalizó el vallado existente entre el futuro aparcamiento y el cementerio, y se urbanizaron los viales que unen los tres pabellones con nichos y columbarios con la zona de aparcamiento y la entrada del edificio de servicios. Hasta ahora se habían invertido 486.790 euros, a los que se sumarán los 541.289 euros de la tercera fase, lo que hará un total de 1.028.079 euros invertidos en esta infraestructura.

Comentarios