La SD Huesca espera poder poner un buen broche al año 2017 en Tarragona

El Huesca visita al Nástic en el último partido del año este sábado, a las 16 horas, con la oportunidad de ampliar la ventaja sobre los perseguidores. Un triunfo, además, le aseguraría el título de campeón de invierno de la 2ª División. Muchos alicientes para un partido donde los de Rubi quieren cerrar 2017 dando una alegría más a los aficionados que en un buen número se desplazan a tierras catalanas. Pase lo que pase el Huesca acabará primero, pero tiene una gran oportunidad de dar un paso más en la clasificación.

El técnico de la SD Huesca destacaba que ganar el sábado en Tarragona sería un buen colofón al gran año que se está realizando y que toca dar ese paso adelante fuera, reconociendo las dificultades que se va a encontrar su equipo en el Nástic. Rubi disfruta del momento y sabe lo que importante que es seguir sumando en una clasificación muy igualada y más en una semana en la que el Huesca sabrá todo lo que han hecho sus rivales. Mantener el primer puesto es un reto para una plantilla ambiciosa y que no piensa en las vacaciones ya que lo primero es ganar el sábado.

Como decía Rubi, “sería un colofón fantástico poder despedir el año 2017, que ha sido tan bueno para nuestro club, con una victoria” y que los buenos resultados en casa hay que refrendarlos fuera y, como decía, “nos gustaría de aquí a final de temporada mejorar nuestros registros fuera de casa” y apunta que repetir los números como local será complicado en la segunda vuelta por lo que “el paso adelante lo tenemos que dar fuera”.

Sobre la marcha del equipo y cómo se afronta este último partido, Rubi, señala que “estamos en una dinámica de estar muy ambiciosos cada semana porque superar lo de la anterior comienza a ser cada vez más difícil y estamos con esa ilusión y esa motivación de no bajar ni un milímetro el nivel que da el equipo”.

Se visita Tarragona, un campo donde el Nástic le ha costado mucho ganar, pero donde ha conseguido algún resultado importante como el triunfo ante el Granada. “Es un equipo que ha hecho curiosamente lo contrario que nosotros, mejores resultados fuera que en su casa, y que ha salido de una situación muy complicada del inicio de temporada saliendo de posiciones de descenso”. No piensa para nada que pueda resultado una salida asequible y avisa que “vamos a tener que estar muy atentos”.

Para nada ve al equipo despistado con las vacaciones, al contrario, se mostraba satisfecho de la concentración e intensidad que ha visto en los entrenamientos. Rubi no se cansa de repetir que “la Segunda División se hace eterna y vamos a llegar a mayo con 40 partidos a las espaldas y es imposible no tener pequeños altibajos en ningún equipo”.

Ante el Lugo se vieron algunas situaciones en las que los jugadores se disputaban lanzar el penalti o las faltas, una situación que no incomoda, sino al contrario ya que “el fondo que tenemos de los jugadores que hay en el vestuario es muy bueno”, decía Rubi.

La afición va a llenar El Alcoraz cada partido en casa hasta el final de temporada por lo que para el técnico “es una responsabilidad, pero es buena. Es motivación y es algo que lo que está viviendo la ciudad no lo ha vivido nunca y todo esto nos llena de orgullo y nos anima a seguir y lo que nos prepara una segunda vuelta apasionante”.

No hay novedades y solamente Akapo es baja por lo que es posible que no haya cambios y prácticamente se repita el once de las últimas semanas.

El entrenador de la SD Huesca finalizaba diciendo que “la segunda vuelta van a pasar cosas importantes y espero que sean bonitas. Estamos preparándonos todos juntos para decir vamos a echar el resto en lo que queda”.

Rubi felicitaba la Navidad a todos los oscenses y aficionados de la SD Huesca y brindaba con los de los medios de comunicación que cubren la información del equipo azulgrana por un feliz 2018. Brindis al que se sumaba el presidente Agustín Lasaosa.

Comentarios