Vacaciones hasta el 30 de diciembre en la SD Huesca

Tras el último triunfo en Tarragona de este pasado sábado los azulgrana se toman un respiro de seis días que ha concedido Rubi para descansar y disfrutar de las navidades en familia. Pero no habrá mucho tiempo para desconectar ya que el día 30 se ha programado entrenamiento, pensando en el primer partido del año 2018 que se jugará en El Alcoraz ante el Oviedo el día 7 de enero a las 18 horas.

La plantilla se va con los deberes hechos y allí están los números de un Huesca que es líder de 2ª División y que tiene en el horizonte una segunda parte de competición en la que peleará por el ascenso a la 1ª División, algo impensable cuando se inicio la temporada.

El día 30 y 31 habrá entrenamiento y luego descanso hasta el 2 por la tarde. Excepto Rescaladani y Cucho Hernández, que viajan a Argentina y Colombia, el resto volverán el día 30 y será el 2 de enero cuando se incorporen los dos jugadores sudamericanos. El otro argentino, Chimy Ávila, se queda en España a disfrutar de las vacaciones de Navidad.

El equipo se va con un plan de trabajo para no coger kilos ni perder la forma. Estos parones suelen ser complicados como ya vivió el Huesca la temporada pasada en la que le costó un mes recuperarse y es que enero fue el peor mes del año, dentro de la gran trayectoria que en aquel caso llevaban los de Anquela.

Rubi y su cuadro técnico tienen claro que no se puede bajar ni un momento la guardia ya que la liga está muy igualada y es cierto que el Huesca tiene esa ventaja que debe mantener y por ello quiere que todos sus hombres vuelvan preparados para la competición.

Comentarios