Comunicaciones y patrimonio volvieron a estar en primera linea en Ribagorza en 2017

El 2017 que está a punto de finalizar ha sido un año en el que se ha hablado de vías de comunicación como la N-260 o del túnel Benasque-Luchon pero también de patrimonio, del claustro de Roda de Isábena o del retablo de Santa Elena y la tabla de La Resurreción de Benabarre.

A finales de noviembre la comisión de seguimiento de las obras de la N-260 se reunía con representantes del Ministerio de Fomento. Salían del encuentro con el compromiso de licitar las obras de la N-260, entre Campo y el Congosto de Ventamillo, en el primer trimestre de 2018.

La Asociación pro Túnel Benasque-Luchon se reunía con el consejero José Luis Soro que les anunciaba que Aragón incorporara esa infraestructura a los proyectos transnacionales.

En clave patrimonial, el Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Educación, Cultura y Deporte, continuaba en 2017 las obras de restauración del claustro de la antigua catedral de San Vicente de Roda de Isábena, en las arquerías del lado este y oeste, que se sumaban a la actuación que el año pasado se había acometido en la arquería y paramentos interiores del lado norte.

En noviembre el restaurado retablo de Santa Elena regresaba a Benabarre, procedente del Museo Diocesano Barbastro-Monzón, para ocupar una capilla de la iglesia parroquial. Unos días después se le unía la tabla de La Resurrección procedente del Museo Provincial en calidad de cedida, durante un año, por el Gobierno de Aragón.

La Puebla de Castro y Graus volvieron a mirar a Barasona para evitar que se repitieran los problemas de abastecimiento del verano anterior y se sucedieron las reuniones con la CHE para solicitar una lámina de agua estable y hablar sobre la captación complementaria.

Y Puente de Montañana ‘estrenó’ puente tras haber tenido que cerrar, a primeros de año, por seguridad el conocido como ‘puente colgante’. Tras las obras, financiadas por la DPH, la localidad cuenta ya con un nuevo puente de 44 metros de longitud y en el que se han invertido más de 350.000 euros.

En 2017 se cumplieron 175 años de la primera ascensión Al Aneto y 200 de la conquista de la Maladeta.

Comentarios