La masificación en el Salto de Bierge, tema solucionado en el Somontano en 2017

Gobierno de Aragón, Comarca de Somontano y Ayuntamiento de Bierge acordaban varias medidas para evitar los problemas generados por la masificación en los últimos años, cuando más de mil personas se daban cita en esta zona. El objetivo final de esta decisión era "velar por la seguridad de las personas y por la conservación del entorno natural".

La normativa limitaba el número de visitantes en esta poza con un aforo máximo de 250 personas, 220 de público y 30 de barranquistas, y el pago de una tasa de dos euros para la entrada y aparcamiento.

Las instituciones realizaban un balance positivo una vez finalizada la campaña de verano. “Se ha logrado el objetivo”, era la sensación general tras analizar el funcionamiento de los nuevos accesos al salto de Bierge tras los problemas de masificación registrados en los últimos veranos.

Así se transmitía en la reunión con todos los agentes implicados celebrada en la Comarca de Somontano, en la que también se proponían mejoras. Entre otras, la creación de una pasarela para cruzar de un lado al otro del salto o el cambio en el sistema de los servicios. Son las prioridades que hay que incorporar para el próximo año, según demandaban desde el Ayuntamiento de Bierge.

La inversión total para controlar el acceso era de 43.338 euros, aunque el pago de dos euros de entrada a los bañistas aportaba unos ingresos de más de 34.000 euros. Por eso, desde la dirección provincial de Desarrollo Rural esperan que estos ingresos vayan compensando las inversiones pendientes para mejorar la infraestructura.

Pero más allá de las mejoras que se incorporarán y se concretarán en una próxima reunión antes de Semana Santa, hay satisfacción entre los agentes implicados: se conseguía preservar este paraje natural y evitar la masificación.

El informe de resultados de la regulación del salto de Bierge el pasado verano daba a conocer algunos datos curiosos, como que el aforo llegaba a completarse en 16 jornadas, todas en fin de semana, de un total de 79 días en los que el acceso regulado estuvo en funcionamiento en este paraje natural, del 1 de julio al 17 de septiembre.

No en vano, solo durante los fines de semana de julio y agosto se vendían 7.245 entradas, casi un 42% del total de tíckets vendidos (17.307). Por meses, en agosto se registraba la mayor afluencia de personas, con 9.609 entradas vendidas, seguido por julio, con 6882 entradas, y las primeras dos semanas de septiembre, con un saldo de 816 entradas vendidas.

El día de mayor afluencia era el domingo 20 de agosto, cuando un total de 533 personas accedían al recinto del salto de Bierge. Una vez completado el aforo de 200 personas, el acceso se producía por rotación (conforme salían bañistas podían acceder nuevos visitantes).

El salto de Bierge es un azud artificial para aprovechamiento hidroeléctrico que se encuentra en el término municipal de Bierge, dentro del área de influencia del Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara.

Comentarios