PAR-Huesca plantea al Ayuntamiento que reactive las gestiones para trasladar la subestación eléctrica

El Comité municipal de Huesca del Partido Aragonés (PAR) ha reclamado públicamente al ayuntamiento de la ciudad la reactivación de las gestiones destinadas a alcanzar un convenio con la empresa Endesa, para el traslado de la subestación eléctrica situada en la avenida Doctor Artero.

PAR-Huesca afirma que se trata que “un objetivo unánime de la ciudad fin de resolver esta cuestión de la forma viable y cercana más positiva para los intereses generales y en particular, de los vecinos del barrio de María Auxiliadora” y añade que se cuenta con factores favorables en perspectiva. Entre ellos, señala “la dinamización paulatina del sector inmobiliario que podría brindar opciones de financiación para esta operación”. Así mismo, el PAR apunta al “reciente anuncio de la compañía Endesa de su intención de afrontar potentes inversiones en Aragón y también en Huesca”, valoradas en más de setenta millones de euros en los próximos años, incluyendo el refuerzo de las subestaciones de PLHUS y del aeropuerto Huesca-Pirineos además del acondicionamiento de líneas de alta y media tensión.

Por el contrario, desde PAR-Huesca se recuerda que “ha transcurrido más de un año sin que se conozcan novedades respecto al traslado de la subestación del barrio de María Auxiliadora, tras la constitución (febrero 2016) de un grupo de trabajo específico para lograr un acuerdo y después de los primeros contactos con la compañía (noviembre 2016), creando expectativas que no se están viendo correspondidas”. De hecho, “se presentó un cronograma que suponía avanzar en diferentes fases del que no se ha vuelto a saber a lo largo de todo 2017”.

El comité del PAR entiende que se puede provocar cierta “frustración de la confianza depositada y especialmente de esas esperanzas vecinales, después de que durante años, desde la oposición y algunos colectivos, se presentara este traslado como un proyecto factible de inmediato y se exigiera su realización urgente, acusando de falta de voluntad a las administraciones públicas y prometiendo soluciones. Ahora parece que todo ello haya pasado a segundo término en las agendas o reivindicaciones”.

Comentarios