Duelo en el mundo del atletismo por la desaparición de Ernesto Bribián

Tras conocerse la muerte en la tarde del miércoles de Ernesto Bribián, fundador del Centro Atlético Monzón (Hinaco Monzón) y pionero de este deporte en el Altoaragón, organizando el trofeo más antiguo. Este jueves ha sido un día difícil para aquellos que lo conocieron y que han querido recordar su figura, otros ni siquiera han podido embargados por la emoción. Este viernes, a las 16:30h, en la catedral de Santa María, tendrá lugar la celebración de su funeral.

Ernesto Bribián estaba a punto de cumplir 94 años y, según comentaba este verano al exatleta José Antonio Adell, su idea era intentar celebrar el 75 aniversario del club que fundó en 1944. Adell recordaba que era un hombre muy metódico y que quizá se arrepentía de no haber cruzado el “charco” para entrenar. Además, destacaba su humanidad , aunque también tenía su genio.

Álvaro Burrell, actual alcalde de Monzón y exatleta olímpico, recordaba cariñosamente a “Bribi” como era conocido y como había podido darle una gran satisfacción con la celebración este verano del Campeonato de Europa de Pruebas Combinadas. Burrell señalaba que no sabe como hubiera sido el atletismo sin la figura de Bribián, lo que si tiene claro que hubiera sido diferente.

El entrenador del Hinaco Monzón, Fernando García Herbera “Phondy” recordaba como recopilaba datos de todos los atletas, con su máquina de escribir y como en verano le había dado el historial suyo y de Eliseo. “Phondy” apuntaba que era muy puntual y que fomentaba las buenas relaciones entre los atletas, organizando viajes en los que se profundizaba en ellos.

Eliseo Martín, atleta de Hinaco Monzón, aún guarda en su memoria las palabras de Bribián cuando era muy joven y empezaba y como le daba consejos muy útiles cuando a esas edades son muy necesarios. Martín apuntaba que fue uno de los que más se alegraba por su medalla de Bronce en el Mundial de Paris.

José Antonio Andreu, presidente del Centro Atlético Monzón, visiblemente afectado prefería expresarse por medio de un escrito que dice así: “Sin Ernesto Bribián el atletismo en Monzón hubiera sido otro. 

Seguro que otra persona hubiera sido el impulsor, el que habría empezado pero ninguno con su INTENSIDAD (el diría visceralidad), con su SABIDURÍA, era un anticipado a su tiempo, cuando cualquier otra persona iba, el ya venía. De pequeño ya organizaba carreras en la Plaza Mayor y de ahí a ser el impulsor del trofeo más antiguo en España, ahí es nada. Sabía contagiar su ilusión y sus ganas de trabajar al resto hasta que conseguía enganchar a todos.

En todas sus facetas demostraba su AMOR por el atletismo, un entusiasmo en todo lo que hacía, a veces difícil de entender para el resto y una dedicación exclusiva a sus papeles (siempre con su máquina de escribir a cuestas).

Su DEDICACIÓN era total. No importaba el que, sólo su pasión, el ATLETISMO. Por la mañana en la pista, arreglándola, pintando las líneas, etc; después los resultados y para acabar estadística, leer sobre atletismo, buscar en periódicos lo que habían hecho sus atletas. Y todo esto sin los medios que hay en la actualidad.

Tiene una de las mejores y más amplias colecciones de revistas de atletismo, de resultados, de rankines, de historiales personales de todos los atletas del club y de muchos de Aragón.

En el club lo ha sido todo:

- ATLETA, primer oscense en bajar del minuto en 400 metros con 59.8 el 24 de abril de 1949 en Zaragoza (los que lo vieron correr destacaban la elegancia de su estilo).

- ENTRENADOR, hecho a sí mismo a base de leer libros.

- JUEZ, juzgando las pruebas y enseñando a muchos de los que hemos pasado y seguimos actuando como jueces.

- DIRECTIVO, presidente del CAM, de la federación provincial- y directivo de la federación aragonesa.

- ESCRITOR, han sido numerosos sus artículos y colaboraciones. Ha escrito artículos para la revista Atletismo Español, un fragmento del libro del 75 aniversario de la FAA, comentarios y reseñas en periódicos provinciales y regionales en los que firmaba con diversos pseudónimos, libros sobre el atletismo montisonense y provincial…

- ESTADÍSTICO, es el socio de más edad de la AEEA. Ha confeccionado los rankines del club y de la Federación Aragonesa durante décadas.

Hoy es difícil (por no decir imposible) entender el atletismo en Monzón sin su figura. Una figura reconocida a nivel nacional e incluso internacional a base de llevar el nombre de Monzón por muchas ciudades de Francia, Suiza, Alemania…

Quizá uno de los mayores aciertos de los que seguimos su estela fue la idea de cambiar el nombre del trofeo San Mateo por el suyo. Creo que lo agradeció, se sintió querido y homenajeado en vida.

Seguirá siendo nuestro referente siempre, no ha dejado huella sino hechos, una forma de entender el atletismo propia de Monzón.”

Comentarios