Resolver la escasez de agua, el nuevo cuartel y Ramón y Cajal protagonistas en 2018 en Huesca

Huesca sigue buscando la consolidación de la reactivación económica y, sobre todo, nuevos empleos y aumento de población ¿Botella medio llena o medio vacía? La reapertura del acuartelamiento Sancho Ramírez, resolver la necesidad de agua de la ciudad, la remodelación del Paseo Ramón y Cajal, la construcción de un vial hacia PLHUS o el traslado de algunas empresas a la plataforma, son algunos de los retos más importantes para la ciudad en 2018.

Según ha explicado el alcalde de Huesca, Luis Felipe, a esta redacción, durante este año 2018 se van a realizar varias acciones encaminadas a resolver problemas históricos de la ciudad. El primero, este mismo mes de enero con una reunión en la Confederación Hidrográfica del Ebro para empezar a diseñar el nuevo plan parea que Huesca pueda disponer de agua para desarrollar proyectos industriales. A este respecto se mira al Embalse de Montearagón, obra que hasta ahora no ha tenido destino alguno, y eso que se han invertido en su construcción 70 millones de euros de dinero público.

 

Otro asunto que marcará 2018 será la ampliación de la estación de ferrocarril. Huesca. Concretamente, se van a alargar los actuales andenes para que puedan operar dos AVE al mismo tiempo. Para poder realizar la obra, desde hace algunos meses, los técnicos municipales están negociando con Adif con el objetivo de ceder los terrenos necesarios, en la actualidad de propiedad municipal.

 

Otra mejora largamente esperada es la conexión de la ciudad con la autovía Huesca-Lérida. Por fin, en 2018 comenzarán las obras del tramo Huesca-Siétamo.

 

Pero la noticia que ha marcado 2017, sin duda, es el anuncio de la reapertura del acuartelamiento Sancho Ramírez. La ministra de defensa, María Dolores de Cospedal, confirmaba en Huesca la llegada a la instalación de 700 militares, incluido un general de división, y la conversión del Sancho Ramírez en un cuartel general.

 

Durante este año se llevarán a cabo labores y obras de acondicionamiento, para en 2019 tener el cuartel operativo y a pleno rendimiento. Aunque, para todo ello, el ayuntamiento deberá poner a disposición de Defensa ocho hectáreas de terreno anexas a la instalación.

 

Por otra parte, en 2018 comienzan las obras del nuevo centro de salud de la zona de Los Olivos, sin olvidar la necesidad de remodelar las urgencias de San Jorge y la conversión de la instalación en hospital universitario, algo que llevará más tiempo.

 

Además de la apertura del cuartel Sancho Ramírez, la S.D. Huesca va a marcar nuevos titulares informativos. La posibilidad de que el Huesca alcance la primera división sigue intacta, y eso supondría un punto de inflexión, no solo para el club, también para la ciudad.

 

Como proyectos municipales a seguir en 2018 figura el Plan de Empleo, que deberá empezar a dar resultados concretos.

 

También avanzarán diferentes obras  para resolver problemas de inundaciones, se intentará avanzar en el futuro traslado de  la subestación y se seguirá trabajando en el proyecto “Huesca más inclusiva”.

 

Por otra parte, los proyectos POCTEFA en los que participa Huesca pueden aportar buenos resultados en los campos de la gastronomía, el hidrógeno, el circo y la actividad física.

 

La Universidad es otra parcela con varias asignaturas pendientes. La ciudad suspira por consolidar su campus. Y en el capítulo de inversiones, sin duda, la más importante es la construcción de los laboratorios de la Escuela Superior Politécnica de Huesca.

Comentarios