En el 2018 comenzarán las obras del tramo de la autovía Huesca-Siétamo

El pasado 21 de diciembre se abrieron las ofertas económicas que han presentado las 23 empresas o UTES para construir el tramo de la autovía A-22 entre Huesca- Siétamo. De momento, se está a la espera de la adjudicación de la empresa que realizará las obras, ya que los servicios técnicos del Ministerio de Fomento, están estudiando todas las propuestas y las bajas que se presenten, para proceder a la adjudicación de la obra.

El presupuesto de licitación, con impuestos incluidos, asciende a casi 69,3 millones de euros, y la obra tiene un plazo de ejecución de 36 meses.

Se trata de una obra plurianualizada, con partidas presupuestarias entre los años 2018 y 2021, estando previsto que el grueso del gasto se realice en 2020. Para el próximo año, el Ministerio de Fomento prevé una inversión de 242.500 euros. En 2019, la inversión será de algo más de 10,8 millones de euros. En 2020 se destinarán a este tramo casi 37,5 millones de euros, y en 2021, el montante restante, que supone casi 20,8 millones.

El tramo de autovía previsto entre Siétamo y Huesca son 12,78 kilómetros. Cuando esté completo supondrá la finalización de un gran eje vertebrador entre Pamplona, Huesca y Lérida, que incluye las autovías A-21 y A-23, reduciendo tiempos de recorrido y aumentando la seguridad y comodidad de los usuarios.

El trazado atraviesa los términos municipales de Siétamo, Loporzano, Quicena y Huesca, de forma que en los primeros 8 kilómetros se construye una autovía de nuevo trazado, mientras que para el resto se llevará a cabo un desdoblamiento por el lado norte de la carretera N-240 a lo largo de la Ronda Norte de Huesca, hasta la conexión con la autovía A-23. La autovía dispondrá así de cuatro enlaces: el de Loporzano, Montearagón y los enlaces centro y oeste de Ronda Norte de Huesca. El proyecto incluye la ejecución de 2 viaductos, 7 pasos superiores y 7 pasos inferiores, entre los que destaca el nuevo viaducto sobre el río Flumen, con una longitud de 100 metros.

Comentarios