Levitec Huesca no puede con Oviedo en un partido intenso y de poca calidad

Derrota del Peñas ante su afición en el último encuentro del año en el Palacio de los Deportes por 66-70, tras un choque muy intenso, pero donde no se vio buen baloncesto y ambos equipos estuvieron poco acertados en el tiro y más pendientes de sus defensas. Oviedo llegaba en racha y estuvo más fino al final y consiguió llevarse una nueva victoria y frenar a un Levitec que había ganado los dos últimos encuentros y que volvía a perder en casa, donde se había mostrado más sólido en los partidos anteriores.

El primer cuarto ya fueron los asturianos los que tomaron la primera ventaja, situándose 11-17 en el electrónico, si bien una rápida reacción local dejó la diferencia en 18-20 al final. El segundo estuvo marcado por el acierto de Oviedo desde la línea exterior, anotando 6 triples y marchándose con una diferencia que llegó a un peligroso 24-40. Se bloquearon los de Guillermo Arenas que no encontraron la manera de parar ese acierto. Al descanso se llegaba con 32-44, como mal menor.

Fue tras la salida del descanso cuando parecía que Peñas podía darle la vuelta. Fue el mejor cuarto de los peñistas que con un parcial de 24-15 dejaron el electrónico en 56-59 y todo por decidirse.

El último cuarto estuvo marcado por las imprecisiones y prueba de ello es que tardaron ambos conjuntos en anotar y no lo hacían con fluidez. Muchos fallos y Oviedo se aprovechó para en la recta final tomar una renta de seis puntos con el 60-66. Pero Levitec Huesca no bajó los brazos e igualó 66-66 cuando quedaban 35”.

No se acertó en los ataques y se dio opción desde los tiros libres para que Víctor Pérez sentenciara un partido que se podría haber llevado cualquiera, pero es cierto que los oscenses cada vez que tenían la posibilidad de remontar no lo lograron y fueron siempre a remolque.

Derrota que deja al Levitec Huesca con 7 victorias en el puesto 11 y a un triunfo del playoff. Otra oportunidad que se escapa a un Peñas irregular y que todavía está en fase de adaptarse a los cambios de jugadores. No hay descanso así que en Nochevieja hay entrenamiento y descanso el día de Año Nuevo y es que el domingo día 7 se cierra la primera vuelta en la cancha de Orense que es el colista y con tan solo una victoria en su casillero.

Comentarios