La salida de las vías del centro de la ciudad principal reivindicación de Osca XXI para este 2018

Las noticias surgidas en los últimos meses en la ciudad con la apertura del cuartel Sancho Ramírez, adjudicaciones de centros de salud y las posibles remodelaciones del sistema ferroviario en la provincia de Huesca hacen que la Federación de Barrios Osca XXI mire con optimismo a este 2018.

En especial se tiene la mira puesta en la llegada de esos casi 700 militares que ayudará a revitalizar la economía de la ciudad y sus colegios.

Pero Osca XXI una de las grandes apuestas y esperanzas de este año es que se materialicen los compromisos de sacar las vías del centro. Algo muy necesario, según se indica desde la asociación y que ayudaría a terminar de cerrar la ciudad entre los barrios de La Encarnación y San Lorenzo

Desde Osca XXI se recuerda que hasta no hace muchos años una vía separaba la ciudad del barrio de La Encarnación y que no se quiere volver a vivir una cosa similar con las vías cortando el desarrollo de Huesca. Además con los cambios urbanísticos que ha tenido la ciudad en los últimos años la vía “ahoga” el tráfico por el centro y a que la estación está prácticamente en el centro la ciudad.

Otro de los temas que depara este 2018 es el de los centros de salud. Ya conocido el proyecto del de “Los Olivos”, recibido con agrado. Ahora se trabajará para reclamar el del Perpetuo Socorro y la remodelación y modernización del Centro Santo Grial y su expansión hacia el edificio anexo de la Seguridad Social, actualmente vacío.

El impulso económico que supondrá la apertura del cuartel juntos a las mejoras económicas que se están anunciando hacen que el futuro sea un poco más esperanzador para la ciudad. También es espera que estas mejoras lleguen a la construcción pero no en forma de “boom” inmobiliario sino que sirvan para cerrar las heridas urbanísticas que hay.

Se pedían soluciones para Harineras, Textil Bretón, Vilas, San Félix y San Voto, así como para los innumerables solares vacíos que tiene el Casco Viejo y casos abandonadas. Respecto al pasado año desde la Feración se afirma que ha sido un año con muchas luces, pero también con muchas sombras. Hay temas que la ciudad tiene enquistados y a los que no se les ha encontrado solución alguna como el paro juvenil, el futuro universitario, el Seminario o los problemas de convivencia en el Perpetuo Socorro. Sí que agradecía la federación esas obras, que no dan votos, pero que ayudan a los vecinos como las recogidas de aguas pluviales y los desagües de la ciudad.

Comentarios