Las ochenta y ocho cabinas telefónicas de Huesca tendrán un año más de vida

Durante muchos años, fueron un medio muy útil para la comunicación de la ciudadanía. En la actualidad, hay 18.300 cabinas telefónicas en España que funcionan las 24 horas del día; de ellas, 88 están en Huesca. Sin embargo, la mitad de ellas no cursan una sola llamada al día. La mayoría de los vecinos oscenses no recuerdan la última vez que la usaron; y, si lo recuerdan, fue hace mucho tiempo.

El Gobierno ha prorrogado por un año más una orden ministerial sobre el servicio público de telefonía de pago con monedas, aunque lleva camino de desaparecer en toda Europa y la propia Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) solicitó su supresión hace ya dos años.

El contrato que tiene adjudicado Telefónica para el mantenimiento de este servicio expiraba precisamente a finales de 2016 y no tuvo ninguna empresa interesada en continuiar.. No obstante, fuentes del sector aseguraron que será la misma compañía nuevamente la designada para atender el servicio, como ha venido haciendo desde hace años, debido a sus medios técnicos y a la implantación en la mayoría del territorio estatal.

En el 2014, último año del que se tiene datos, el coste de este servicio fue de 1,3 millones de euros, según un reciente cálculo de la CNMC, aunque otras fuentes aseguran que a Telefónica le cuesta unos cinco millones anuales.

El Gobierno siempre ha justificado su mantenimiento en razón de las dificultades de acceso a las telecomunicaciones en zonas rurales, algunas de las cuales carecen de cobertura de telefonía móvil.

El servicio universal incluye las cabinas, las guías que apenas se utilizan, servicios adaptados para personas con discapacidad y, desde el 2012, el acceso a la banda ancha. Se establece que haya como mínimo un teléfono público en cada municipio de 1.000 o más habitantes, a los que se debe sumar uno más por cada 3.000 habitantes.

Comentarios