Puesta a punto del Cuartel Sancho Ramírez para que comience su actividad

El cuartel Sancho Ramírez de Huesca abría sus puertas este martes con la llegada de 30 militares de la Unidad de Servicios del Acuartelamiento (USAC), que van a poner a punto todas las instalaciones del complejo militar para que esté todo listo entre 2019 y 2020 con entre 600 y 700 militares.

Durante la mañana de este martes, no se veía mucho movimiento, pero se espera que los militares que componen la unidad lleguen a lo largo del día para empezar los trabajos en el cuartel.

Los vecinos del barrio afrontan esta apertura con gran ilusión, ya que creen necesaria esta apertura para la reactivación de la ciudad de Huesca.

A su vez, durante el primer trimestre de 2018 se sacará la oferta de plazas definitivas. El segundo paso será la publicación en el Boletín Oficial del Estado, confirmando la llegada a Huesca de la División Castillejos. Al frente de la División, como ya se conoce, se encuentra el general de división Fernando García González-Valerio, originario de Graus y nacido en Barbastro, que se desplazará al Sancho Ramírez con su Estado Mayor, desde el acuartelamiento Teniente Muñoz Castellanos, en la zona oeste de Madrid, en la avenida Extremadura. Una vez publicado el Decreto, deberán salir las condiciones de traslados para venir a Huesca para el personal de tropa y, sobre todo, para los mandos.

La llegada de la División Castillejos conllevará el traslado a Huesca de un número importante de militares, gran parte de los cuales serán mandos: oficiales y suboficiales. Muchos de ellos ya han empezado a interesarse por el precio de las viviendas y alquileres en Huesca. La USAC que en su día apoyaba al Sancho Ramírez con 50 personas militares mandadas por un teniente coronel, además de doce civiles, vuelve a activarse.

Comentarios