El Gobierno de Aragón, pendiente de las decisiones del grupo Arento

El grupo agrícola Arento convoca al Consejo Rector para este jueves. La empresa se encuentra en dificultades económicas y la semana pasada decidía tomar medidas para salir de la situación financiera a la que ha llegado el Grupo Cooperativo Agroalimentario de Aragón, al que pertenecen 88 cooperativas y más de 20.000 agricultores. Es el mayor grupo cooperativo agrario de Aragón. A la espera de las decisiones que se tomen este jueves en el Consejo Rector, la consejera de Economía del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, ha querido mostrar su apoyo al grupo. El Ejecutivo Autónomo está al tanto de la situación y habla de esperar a ver cuáles son las decisiones del grupo. El objetivo prioritario es reflotar las cuentas de este grupo.En el Consejo Rector se va a perfilar la renovación del consejo directivo, para que las cooperativas más fuertes tomen la delantera para que el grupo haga frente a la caída de facturación de los últimos años. El problema está en vías de solución y el sector prevé que el Grupo Arento salga reforzado y con mayor profesionalización tras las medidas que se adoptarán. El objetivo prioritario es reflotar las cuentas de este grupo.

Arento aglutina a más de 20.000 agricultores y ganaderos que pertenecen a más de 80 cooperativas, la mayor parte de Zaragoza.El grupo empresarial está constituido por Arento Grupo Cooperativo, Arento Energía, Nutrigal, Lozano, Arento Logística, Genética y Gestión, Corporación Financiera Arento, Arento Industrias Cárnicas y Sémolas Cinco Villas. Las tres líneas de negocio fundamentales del grupo son los servicios profesionales, la industria cárnica y hárinas-sémolas.

Doce años después de su creación, en 2005, el grupo Arento ha cerrado este año con la creación de una junta gestora que deberá buscar las soluciones de gestión a la crisis en la que se ha sumergido el grupo cooperativo. Una de las primeras decisiones de la empresa ha sido relevar la actual gerencia.

En 2016 facturó 39 millones menos que en 2015 y este año 2017 los números no han sido los esperados. Estas caídas se deben exclusivamente a la bajada del valor de los cereales y de los carburantes, así como a las compras directas que realizaron las sociedades del grupo, ya que la compañía elevó su actividad empresarial.

Comentarios