Espacio Pirineos desarrolló 138 actividades que tuvieron casi 12.000 personas de público

En unos días, el centro cultural Espacio Pirineos cerrará las puertas de su undécima temporada para volver a abrirlas en apenas dos meses, el 15 de marzo. La que se va, no supera las cifras de la campaña anterior, pero vuelven a ser datos que ponen de manifiesto que Espacio Pirineos es un centro muy vivo. Se desarrollaron 138 actividades que aglutinaron a 11.905 personas.

Durante 2017 las actividades registradas fueron 138 (dos menos que en 2016), y el público total acumulado fue de 11.905 personas (12.539 en 2016, 14.113 en 2015), datos espectaculares si se tiene en cuenta que en 2017 el centro abrió sus puertas 212 días (de martes a sábado del 11 de marzo al 6 de enero), de lo que se extrae que 2 de cada 3 días el centro acogía alguna actividad y que la media diaria de asistencia era de 56 personas. De esas casi 12.000 visitas en 2017, tan sólo 477 personas visitaban la exposición permanente del centro dedicada al Pirineo (inaugurada en 2006). El porcentaje mayoritario de visitantes (96 %) llegaba, nuevamente, a Espacio Pirineos para disfrutar de las propuestas culturales y artísticas, eminentemente gratuitas, desarrolladas en cualquiera de los cuatro espacios naturales del centro: la Nave, la Escuela (o sala 2), la sala 3 y el Jardín.

Por actividades, las principales y más numerosas en 2017 eran una vez más las exposiciones. Las 15 muestras programadas en el centro acumulaban un total de 3.827 visitantes (4.362 en 2016, 4.104 en 2015), en un capítulo que es fuerza consustancial del centro, y para el que ofrece unas muy buenas condiciones. La programación volvía a nutrirse tanto de la propia convocatoria de proyectos expositivos Espacio Abierto como de distintas muestras producidas desde Espacio Pirineos, a considerar especialmente en 2017 la dedicada al esplendor social y cultural del Graus de hace un siglo, y que se ha convertido en permanente: Un salón de progreso.

Las acciones relacionadas con el conocimiento tales como congresos, jornadas, conferencias y proyecciones, eran 14, con un total de 1.769 asistentes (1.234 en 2016, 2.120 en 2015). Entre ellas merecen especial reconocimiento eventos ya clásicos como las Jornadas de Lenguas del Pirineo o las de Amigos de La Peña, o nuevas propuestas como las Jornadas sobre la Fiesta de Graus o el Congreso de medicina de montaña de la SEMAM.

En su faceta como auditorio, Espacio Pirineos acogía en 2017 hasta 8 espectáculos escénicos y musicales (tan solo 2 de ellos dentro de la programación del Festival NOCTE), concitando a 1.104espectadores (1.390 en 2016, 1.900 en 2015), casi siempre al máximo del aforo del centro.

Por otro lado, Espacio Pirineos era, nuevamente, el contenedor de un amplio capítulo formativo, con talleres de hip hop, danza y teatro, clases de aragonés ribagorzano o ensayos musicales. En total eran casi 28 las acciones formativas desarrolladas, con 1.352 participantes.

Por último, Espacio Pirineos acogía hasta 28 presentaciones y reuniones, y otras 45 cesiones y alquileres de espacios, aunando 3.376 usuarios por ambos conceptos (2.974 en 2016). En este capítulo se concentra, pues, el 28% del público, pero también, el 52% de las acciones celebradas, evidenciando la verdadera medida del centro como foro cultural y asociativo en el municipio. El resto de visitantes, no computado en los anteriores capítulos, llegaban con objeto de consultas técnicas, culturales y turísticas, incluyendo las visitas al Archivo Histórico Municipal.

A la luz de estas cifras, desde la dirección del centro, Jorge Mur, se reafirma en las apreciaciones de carácter general. En lo local, Espacio Pirineos es un centro muy vivo, un contenedor imprescindible, un foco de dinamización y agitación social y cultural del territorio. Su trayectoria, filosofía y nivel de programación lo convierten en un equipamiento reconocido y respetado entre público y profesionales, gracias a su especial sensibilidad hacia los proyectos de personas, artistas y colectivos del territorio.

En cuanto a su proyección nacional e internacional, Espacio Pirineos sigue siendo un aliado importante para distintos proyectos europeos. En 2018 formará parte por segundo año, como centro receptor y socio subsidiario de la Diputación de Huesca, de un proyecto de circo contemporáneo, De mar a mar, y, fundamentalmente, se iniciará el proyecto de difusión del patrimonio cultural pirenaico Patrim +, en el que el centro grausino participa junto a otros ocho socios, y que va a reportar importantes beneficios al equipamiento y su actividad diaria, algunos de los cuales serán visibles al inicio de su duodécima temporada.

Espacio Pirineos cierra sus puertas hasta el próximo jueves 15 de marzo, cuando acogerá la inauguración de otra exposición propia, nuevamente de alto contenido histórico local, y que llevará por título ‘Escuela de vanguardia’.

Comentarios