“Domador” celebra este sábado su décimo aniversario

Este sábado la sala El Veintiuno acoge el concierto de Domador en su décimo aniversario. En esta década y tras varios trabajos publicados han pasado del ‘pop pánico’ al indie-rock, además de tener algunos cambios de formación aunque manteniéndose Chema Barrio guitarra y voz y Rubén Clavería batería.

En el concierto no estarán solos ya que van a contar con una serie de colegas músicos del panorama oscense y aragonés que han sido invitados a participar en diferentes temas: Carlos Naval de Gloriosa Rotonda, Ángel Luis de Los Pipelines, Enrique “Sticket” Aso, el ex-Domador Antonio Romeo, Juanjo Javierre, Miguel Calle de Fongo Royo, Jorge Pérez de El Verbo Odiado y Santi Rex de Los Niños del Brasil.

Domador comenzaba su camino hace más de 10 años y lo hacía como trío, con ese núcleo comentado de Chema y Rubén que se complementaba con Antonio Romeo (bajo). Esta formación editó varias maquetas autoproducidas y los dos primeros LPs de Domador, aquellos que propiciaron que Luis Lles acuñara para Domador la etiqueta de “pop pánico”: “Óxido-Ruido-Nucléico” (2009) y “Teóricamente Imperfecta” (2010). Discos donde igual bebían del pop surrealista heredero de El Niño Gusano como pasaban a trastear con la electrónica. Tras estos discos viene un periodo larvario de cambios: sale Romeo y entran en la formación Israel Sahagún (bajista), quién todavía permanece, y Adrian Mored (guitarra).

La metamorfosis de esta nueva etapa se concreta en un nuevo LP: “No te reconozco” (2014), una declaración de intenciones desde el título donde la banda comienza a estructurar un trabajado rock anguloso, más contundente y con menos artificios. La nueva propuesta se refrenda en 2017 con la edición del EP “Ser accidente”, donde con la entrada de un nuevo guitarrista, Alfredo Peralta, tras la salida de Mored, y con la producción de Manuel Cabezalí (Havalina), consiguen amplificar las cualidades del anterior LP y retocar los defectos, alcanzado un primer cenit sonoro, que no será el último, de esta nueva etapa.

En este momento nos encontramos, con una banda madura, sobre todo en su habilidad en el directo, que está de peculiar celebración. Porque en este proceloso mundo musical alejado del foco mainstream, no es fácil que una banda sobreviva, con sus vaivenes, todo este tiempo. Aprovechan para celebrar, acorde al espíritu algo iconoclasta de la banda, una efeméride diferente con un concierto especial en El Veintiuno, sala de referencia en el panorama aragonés y lugar apreciado por parte de los miembros de Domador.

Comentarios