Los niños continúan pidiendo muchos juguetes tradicionales

Se acerca la llegada de los Reyes Magos y ya están ultimando la compra de todos los regalos. Las ventas se han mantenido estables, igual que en años anteriores, y estos días hay muchísimo movimiento en las tiendas, en las que los juguetes estrella siguen siendo los Playmobil y los Lego, juguetes clásicos que nunca pasan de moda, aunque, como siempre, los juguetes agotados siguen siendo los nuevos que aparecen cada año.

Barbies, otro tipo de muñecas, cocinas, juegos de mesa… Son juguetes tradicionales que se siguen vendiendo muchísimo pero a los que se les impone la novedad, como por ejemplo, los drones o los helicópteros que se están vendiendo mucho o juguetes como Slime Factory, agotado desde hace más de 15 días, así lo indicaba Fernando Bernués, responsable de la tienda + Que Hobby de Huesca.

A pesar de la transformación digital, las nuevas tecnologías y el poder de los videojuegos, los padres siguen prefiriendo que sus hijos se diviertan con juguetes más educativos como con los que ellos jugaban, que no sean violentos y salgan más a la calle.

Por otro lado, hay padres y abuelos que entienden que estamos en el S. XXI en el que hay mucho acceso a las nuevas tecnologías y tienen que actualizarse y opinan que aunque los más pequeños jueguen con la tablet o las vídeo consolas, hay que enseñarles los juegos tradicionales y clásicos, ya que los niños también tienen curiosidad para conocer los juegos de antes.

Otros padres opinan que es muy importante que el juguete reúna dos condiciones: que le guste al que se lo vas a regalar pero que también tenga algún aspecto educativo, porque señalan que a veces se compran cosas que le gustan más a los padres y a los abuelos que a los niños, algo que creen hay que evitar.

Comentarios