Ilusión y magia real por el centro de Huesca

Como todos los años el centro de la ciudad se ha quedad pequeño para acoger a las miles de personas, más de 8.000 según los datos de la Policía Local, que han dado un caluroso recibimiento a sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Durante todo el recorrido Melchor, Gaspar y Baltasar han ido repartiendo saludos y muestras de cariño. El punto álgido de la cabalgata se ha vivido en el Casino cuando los Reyes han realizado sus tradicionales promesas a los niños de Huesca.

Los magos también han tenido palabras de cariño hacía los que no han podido estar en la plaza y les han recordado a los pequeños que son el futuro y que tienen que pensar en los niños que viven en países donde están en guerra o a los que por desgracia no tienen tanto.

Caras de ilusión en los pequeños que en carritos, a pie o en hombros de sus padres vivían con emoción el momento más esperado de las navidades.

Camiones de bomberos, de correos, mairalesas y clubes de tiempo de libre, el club patín o los componentes de Espacio Danza han participado en la cabalgata, en total más de 300 personas bajo la coordinación de Producciones Viridiana y Lagarto Lagarto.

El apartado audiovisual ha sido montado por “Rampa” y la Pirotecnia Oscense ofrecía para despedir el espectáculo una sesión de música y fuegos artificiales con la conocida Marcha Radetzky.

La música de Los Lambreños y María Pardo conseguían animar una tarde noche que ha estado marcada por las altas temperaturas. El villancico “Ya vienen los Reyes Magos” ya se ha convertido en el himno de esta jornada en Huesca y era cantado por todos los asistentes a la plaza. Junto a este tema los Lambreños intercalaban tanto villancicos modernos como aragoneses.

Comentarios