El general González-Valerio destaca la ubicación “estratégica” de Huesca para implantar la División Castillejos

general de división González-Valerio

El general ha explicado que para trasladar a Huesca el mando de la División se ha realizado un profundo estudio. Desde este cuartel general de la división Castillejos se va a dirigir a las tres brigadas de elite del Ejército de Tierra situadas en Almería, Paracuellos de Jarama (Madrid) y Pontevedra .

En una entrevista concedida a Radio Huesca, el general de división Fernando García González-Valerio ha explicado que el traslado a Huesca de la división Castillejos se hará “de golpe y en breve espacio de tiempo cuando las instalaciones estén adecuadas” debido a que hay que mantener las capacidades operativas del mismo de forma permanente. Indica que la unidad de Servicios, el Centro de Comunicación se está poniendo ya en marcha y que el traslado ser hará efectivo en 2019/2020.

Desde el pasado 1 de enero está ya el proceso en marcha y su ejecución dependerá de las dotaciones económicas para licitar las obras necesarias y que el actual Sancho Ramírez esté adaptado a las necesidades. Para adecuar el cuartel general en Huesca para la división Castillejos son necesarios 10 millones de euros de inversión, además de los terrenos anexos al actual Sancho Ramírez. El 35% del personal que estará destinado en Huesca son oficiales y suboficiales y además de los 700 hombres y mujeres que van a venir, hay que añadir las reuniones, charlas, seminarios o cursos que habrá para el personal que vendrá de fuera de Huesca.

Huesca siempre ha sido una provincia con una gran raigambre de unidades militares. El Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, el general Valera Salas, fue quien informó al Gobierno para que se tomase la decisión de ubicar en Huesca la división Castillejos. Se han tenido en cuenta las infraestructuras ya existentes, la proximidad de campos de maniobras como Igriés o Barbastro para abaratar los costes de los ejercicios, la posibilidad de cobertura de personal, la proximidad a Zaragoza, la posición estratégica, la tradición militar de la zona y las relaciones sociedad-ejército que siempre han sido magníficas.

González-Valerio tuvo conocimiento a final de agosto de que existía la posibilidad de venir a Huesca. Natural de Barbastro, con orígenes de Graus, ha explicado que pasó varios años en Huesca en su infancia al estar destinado su padre como capitán de Infantería del regimiento Valladolid de Montaña.

Huesca va a contar con uno de los dos cuarteles generales de nivel división con los que cuenta el ejército en España, certificado para operaciones conjuntas y con mando orgánico sobre tres brigadas del Ejército (La Legión, la de Paracaidistas y Galicia VII

Por el momento, la zona norte de la provincia de Huesca con las instalaciones con que cuenta el ejército en la zona de Jaca, “no van a tener nada que ver”.

Comentarios