Prisión provisional para los supuestos autores de siete disparos en Frula frente a la casa de una menor

Frula

Dos jóvenes de 25 años (V.V.A. y M.S.) han sido enviados a prisión provisional, comunicada y sin fianza, este lunes con motivo de los disparos que supuestamente realizaron este domingo frente a la casa de una familia de Frula, ya que uno de ellos mantenía una relación sentimental desde hace un año con una menor vecina de esta localidad monegrina de 16 años. La fiscalía y la acusación particular les investigan por hechos que pueden ser constitutivos de hasta seis delitos de diversa gravedad como tentativa de homicidio, abusos sexuales; maltrato continuado en el ámbito familiar; amenazas graves a una menor de edad; tenencia ilícita de armas y robo con fuerza (el arma, un rifle con visor, era robada). El ayuntamiento de Frula ha convocado para esta tarde a las 6 y media, una concentración silenciosa en repulsa por la violencia machista.

En la vista de prisión provisional, celebrada este lunes en los Juzgados de Huesca, se ponía de manifiesto que ambos jóvenes amenazaron el pasado sábado de forma verbal a la familia de la joven que se encontraban ese día en la localidad de Grañén. Posteriormente salían toda la noche hasta que a las 12:00 horas del domingo se presentaron en la casa de dicha familia y merodearon por el entorno del inmueble, hasta que el hermano de la menor salió y le amenzaron. Posteriormente fueron a casa y cogieron un rifle con visor, que tras su detención, se ha podido determinar que era robado, y disparaban cinco tiros a un vehículo vacío estacionado frente a la casa y dos disparos entre la ventana y la puerta de la casa.

Supuestamente el joven V.V.A. durante el último año había coaccionado de forma continuada a la menor con el objetivo someterla ante sus peticiones y limitando su forma de vida, llegando incluso a las amenazas. Se investigan estos hechos porque pueden ser constitutivos tanto de abusos sexuales como de maltrato continuado y amenazas graves a una menor de edad. Este joven ya cumplió una condena por violencia de género con una de sus exparejas en junio del 2012 y sumaba antecedentes por hasta siete delitos de drogas y uno de desorden público. Actualmente residía en Senés de Alcubierre, aunque durante muchos años vivió en Ricla (provincia de Zaragoza).

El otro joven (M. S.) es natural de Rumanía y no cuenta con antecedentes penales, pero podría verse envuelto en una condena por complicidad por los hechos ocurridos este domingo en Frula, puesto que acompañó a su amigo durante toda la noche y posteriormente también durante los hechos que presuntamente cometió en Frula frente a la casa de la menor.

La detención se produjo en casa de uno de los jóvenes y, durante el interrogatorio, terminaron confesando dónde habían ocultado el arma con la que se produjeron los disparos. Por el momento se desconoce qué medida de prisión pueden afrontar estos dos jóvenes si se prueban todas las circunstancias que rodean a la relación sentimental de uno de ellos con la menor.

Comentarios