Monzón acogerá la undécima edición de “Trufa-te” el 3 de marzo

La undécima edición de “Trufa-te” -acción promocional de la trufa altoaragonesa impulsada por la DPH- se celebrará en la Nave de la Azucarera de Monzón el 3 de marzo. Este martes tenía lugar una primera reunión de contacto con representantes de la hostelería mediocinqueña, con la idea de que entre ocho y doce de ellos preparen las tapas que se degustarán por la tarde.

La diputada de Iniciativas y Tecnología de la DPH, María Rodrigo, y el concejal de Desarrollo, Gonzalo Palacín, informaban de los pormenores del evento. La primera destacaba la buena aceptación de “Trufa-te” a lo largo de diez ediciones, y el segundo la “plataforma de lucimiento” que supone para los hosteleros de Monzón y Comarca.

La planta superior se reserva para la degustación gastronómica y el servicio de bebidas, y en la de pie de calle se instalará un mercado agroalimentario que reunirá a productores altoaragoneses y de la demarcación francesa de Hautes- Pyrénées (iniciativa enmarcada en el proyecto “Hecho en los Pirineos” que respalda el programa europeo Interreg-Poctefa).

Memoria:

Trufa-te es una de las principales acciones de promoción de la trufa negra que realiza la Diputación de Huesca. Se trata de una degustación de platos elaborados con tuber melanosporum -nombre científico del hongo- a precios populares y cuyo carácter itinerante hace que cada año se celebre en una localidad diferente, llevando así las bondades de este producto autóctono por todo el territorio altoaragonés, promocionando al mismo tiempo el territorio, la trufa, y los productos propios de cada uno de las zonas dónde se celebra.

Esta actividad de promoción comenzó en el año 2008, cuando la Diputación consiguió reunir en torno a la trufa negra a productores y restauradores para expandir los sabores y particularidades de este hongo, un manjar de leyenda, pues cuentan que ya los griegos y mesopotámicos la utilizaban en sus cocinas.

En el recinto que alberga a Trufa-te, los visitantes pueden disfrutar de la cocina en vivo y llevarse a la boca alguna de las coloristas creaciones de los cocineros de la zona en la que se celebra el evento. También es una ocasión para adquirir trufa fresca en el punto de venta que la Asociación de Truficultores y Recolectores de la Trufa de Aragón, y continuar así con las experiencias truferas en casa. Cada visitante recibe un recetario de bolsillo que recoge todas las elaboraciones de los platos que se ofrecen en Trufa-te.

Antes y después de Trufa-te

A ese modo de entender la trufa como excelencia gastronómica, se une la realidad de un sector, el de la truficultura moderna, en continuo desarrollo a caballo entre la actividad agrícola y la forestal, entre el laboratorio y el campo.

El Centro de Investigación y Experimentación en Truficultura de la Diputación (CIET) es la maquinaria del sector con varias líneas de investigación abiertas para optimizar el cultivo. También presta formación, asesoramiento gratuito y otros servicios que se prestan, y gestiona las subvenciones para plantaciones. El programa de fomento del cultivo de la trufa negra se asoció inicialmente a las comarcas de Sobrarbe y Ribagorza, y ahora el mapa de distribución se ha ampliado a la mayor parte del territorio altoaragonés. Un recorrido que sigue Trufa-te en las sucesivas ediciones. >>

Comentarios