Diecisiete personas duermen cada día en el Albergue de transeúntes de Huesca

Diecisiete personas acuden cada día a dormir al albergue municipal. Son los datos que arroja el balance municipal de 2017, que también habla de un descenso global de en torno a un 10% respecto al año anterior. En estos momentos está activado el protocolo de invierno, que flexibiliza la normativa para que nadie duerma en la calle si no quiere.

En 2017 hubo 6.086 estancias, un 10% menos que el año anterior. Las causas no son claras y es que el comportamiento de estos centros siempre es fluctuante y no atiende a razones concretas.

Ha bajado también el número de estancias diarias, pasando de 20 a 17. De todas formas, la concejal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Huesca, Silvia Mellado, explica que en ningún momento se han visto desbordados y que todo el que ha querido acudir ha tenido plaza. Además, en momentos puntuales como el invierno se han dado días de prórroga y los 4 días de estancia que establece la norma se han ampliado para 144 personas.

En invierno se flexibiliza la norma pero a pesar de lo que pueda parecer no es el momento del año en el que más gente usa este servicio municipal de obligado cumplimiento. El mes que más estancias registró en 2017 fue el de octubre (592) seguido de marzo (536) y abril (523).

El perfil de usuarios del este servicio es el de un hombre español de entre 41 y 50 años. Una mínima parte fueron aragoneses, 86 personas, y el 40% procedían de otros países destacando Rumanía. El 94% son hombres. El servicio municipal incluye un comedor, que está abierto también a personas residentes en Huesca.

36.000 EUROS PARA REFORMAS EN EL ALBERGUE

El Ayuntamiento de Huesca explica que el albergue necesitaba ser reformado y por ello invirtió el pasado año 20.000 euros en cambiar todos los colchones o realizar obras para evitar humedades. En este 2018 tiene previsto seguir con las reformas con un presupuesto de 16.000 euros para mejorar tanto el albergue como la vivienda anexa.

Comentarios