La AER invirtió más de 20.000 euros en promoción y desarrollo del territorio

La Asociación de Empresarios de Ribagorza realizaba un balance de las actividades e inversiones llevadas a cabo en 2017 que supusieron una cantidad superior a los 20.400 euros con actividades novedosas como fue en enero la colaboración para que Graus estuviera representado en Fitur o la recuperación, el pasado mes de diciembre, de Navilandia.

La presidenta de la Asociación, Marta Balaguer fue la encargada de repasar, mes a mes las actividades y su coste. En enero, a los 1.000 euros de los vales de la campaña de Navidad, se sumó 1.210 de la adquisición de luces de Navidad y 1.500 para acudir a Fitur (Ayuntamiento, Comarca y Asociación de Dances aportaron 500 euros cada uno). En febrero tuvo lugar la campaña de San Valentín que supuso 800 euros, en marzo 1.200 euros en el outlet, en mayo destacó la aportación a la carrera solidaria de la AECC con 405 euros y en julio, el evento nocturno con un coste de 1.600 euros y 600 euros para la Fiesta de la Longaniza. En agosto, se celebraron outlets en Graus y Benasque con una inversión de 2.200 euros, en octubre Halloween, cuyo coste fue de 150 euros, y 700 euros el taller de Navidad, en noviembre, tuvo lugar el Viernes Negro que supuso 510 euros y, por último en diciembre, el desfile de moda (1.655), el paje Real (200), la campaña navideña (1.000 euros), Navilandia (2.500 euros), luces (1.210) y promoción y difusión de las actividades (2.000 euros).

El vicepresidente José Ramón Colomina destacaba el trabajo y esfuerzo que es reconocido pero que, considera que, los 130 socios, deben conocer el cometido y en qué y cómo invierte la asociación. Destacó la colaboración para acudir a Fitur que vuelve a repetirse en este 2018, o la adquisición de iluminación navideña porque era bastante pobre y se hizo un esfuerzo porque Graus tuviera una luminaria digna en las fechas navideñas, o Navilandia, feria que la asociación apostó por recuperar y de la que decía Colomina es una cita que debería contar con colaboración de otros estamentos.

En este 2018, se señalaba que se va a continuar colaborando con las distintas instituciones del territorio porque, apuntaba Balaguer, ‘como empresarios se necesita que haya vida en la comarca’.

La gerente de la AER, Marian Gracia se refería a la labor formativa, destacando los tres cursos del IAF realizados el pasado año o los carnets de manipulador de alimentos.

Tras la firma de un convenio, por dos años, con el IAF, desde hace unos meses, la AER, se encarga de la gestión del centro de emprendedores con el objeto de desarrollar en estas instalaciones actividades formativas y que se mantenga abierto, ofertando, al mismo tiempo, las instalaciones a emprendedores o empresarios.

Comentarios