El Museo de Huesca acoge “La construcción del silencio”

El Museo de Huesca acoge el proyecto expositivo La construcción del silencio, del artista Ignacio Llamas. Esta exposición, comisariada por Carlos Delgado Mayordomo, es resultado de una visita del artista a los espacios expositivos del Museo de Huesca, y se configura a través de tres instalaciones de alto contenido poético y a través de las cuales Ignacio Llamas profundiza en conceptos como la interioridad del ser humano y sus vinculaciones con la trascendencia.

El Museo de Huesca pretende con esta muestra afianzar su andanza en el campo de las artes plásticas y visuales contemporáneas, apostando por artistas de relevancia en el panorama internacional, cuyos proyectos tienen una gran vocación de vinculación con el territorio de la provincia que surgen de la inspiración de las propias salas expositivas del Museo, espacios patrimoniales privilegiados para poner en diálogo el pasado y el presente de la expresión artística.

A la inauguración de la exposición ha asistido el director general de Cultura y Patrimonio, Nacho Escuín, que se ha felicitado por esta muestra, la primera de 2018, y ha adelantado que durante este año “el Museo de Huesca seguirá aunando tradición y vanguardias dentro de su calendario expositivo”. Además, ha agradecido el enorme incremento de visitantes que se produjo el pasado año y ha calificado al Museo como “un gran referente de la Comunidad”.

La exposición contará con una publicación que se presentará en los próximos días, ya que debido a la propia idiosincrasia del proyecto las fotografías de las obras se han debido realizar en el espacio para el que han sido concebidas en este proyecto, de modo que el continente forme parte de la propia instalación artística, como ha sido deseo del artista

Según el comisario de la exposición, Carlos Delgado Mayordomo, las tres instalaciones que integran esta exposición relevan la coherencia de su lenguaje, la versatilidad de sus recursos plásticos y la profundidad de su indagación conceptual. A través de elementos iconográficos recurrentes y de la configuración del paisaje como espacio simbólico, el artista traza diversos caminos de aproximación a un complejo universo modulado por la soledad y el silencio. La obra de Ignacio Llamas propone un diálogo abierto con un espectador emancipado que no solo pretenda capturar los posibles significados que habitan en las obras, sino que sea capaz de conferir esos otros sentidos que resultan de su propia experiencia, íntima e intransferible.

Comentarios