Abultada victoria del Quebrantahuesos Rugby Club en Ejea

El primer partido de liga después del parón navideño dejó un buen sabor por la contundente victoria por 7-85. El Quebrantahuesos viajaba a Ejea con el objetivo de poner en práctica lo entrenado durante la semana, a pesar de que sabía que el rival nunca lo pone fácil. El recuerdo del año pasado aún estaba vívido, donde el equipo oscense sufrió de forma indecible para conseguir una victoria pírrica que dejó varios lesionados de gravedad. Este año el Quebrantahuesos se conjuró en no repetir los errores del año anterior, y planteó un partido para jugar con movilidad, buscando el canal abierto y aprovechando la inercia de juego.

Como aspectos positivos hay que destacar que el equipo está recomponiendo su línea de tres cuartos, muy mermada por las lesiones y dando minutos a jugadores con el objeto de que estén completamente listos para un fin de temporada eléctrico. En este sentido, jugadores como Vili son esenciales para mostrar el camino a seguir. Por su parte, la delantera está poco a poco convirtiéndose en el pack más en forma del campeonato, con recambios de calidad en prácticamente todas sus posiciones.

Por el contrario hay aspectos que mejorar, sobre todo en la búsqueda de ese juego estructurado y ordenado que propone el director deportivo; el equipo, a pesar de ser muy efectivo a la hora de sumar puntos al marcador, no es capaz de dominar el ritmo de juego, y frecuentemente acaba cayendo en juego acelerado y desordenado, lo cual da ventaja a sus rivales cuando se producen inevitables cambios de posesión del balón; los directores de orquesta, la famosa bisagra, han de aprender a dominar ese impuso quebranta a poner toda la carne en el asador y conseguir comunicar a sus jugadores las órdenes de juego de manera más efectiva. El equipo ya ha demostrado con creces su corazón, ahora toca demostrar su cabeza para convertirse en un equipo imparable.

Finalmente, pero no menos importante, se agradecer a Ejea Rugby Club, por ofrecer hasta el momento del mejor tercer tiempo de la temporada. El tercer tiempo, para los profanos en este deporte, es la consecuencia natural de juntar el respeto al rival, la generosidad del equipo anfitrión y la camaradería inherente a este deporte. “En la sociedad actual, dominada por valores como la competitividad y el individualismo, se agradecen tradiciones como esta en la cual ambos equipos junto con el árbitro pueden relajarse y crear vínculos de amistad después de un partido, por muy duro que éste haya sido”.

La jornada Quebranta se completó con un amistoso en la categoría cadete entre Ejea/Gigantes y el Quebrantahuesos. Los jóvenes altoaragoneses se impusieron con claridad en un encuentro marcado por las ausencias de ambos equipos al disputarse el domingo el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas.

CESA (Campeonato de España de Selecciones Autonómicas)

La Selección aragonesa logró sendas victorias en su visita a Murcia con 5 quebrantas en sus filas. Los sub16 se impusieron con claridad a sus oponentes murcianos con Carlos Aociu de titular en la posición de flanker. Sus 3 compañeros de equipo jugaron en la segunda mitad para consolidar la victoria aragonesa.

Por su parte el oscense Alejandro Mallén fue titular en el puesto de 8 en la victoria 12-14 de Aragón frente a Murcia.

Comentarios