Nueva fase de adaptación de pasos de peatones a personas con discapacidad

rebaje aceras Huesca

El Ayuntamiento de Huesca acomete una nueva fase de obras de adaptación de pasos de peatones a personas con discapacidad, que comprende el rebaje de aceras y la corrección de desniveles, con un presupuesto de casi 26.500 euros. Las obras han comenzado esta semana en la calle Menéndez Pidal y se prolongarán durante dos meses. La actuación comprende tanto el rebaje de los centímetros que sobresale el bordillo de la calzada con el fin de eliminar obstáculos para la accesibilidad, como la construcción de nuevos rebajes que implican levantar la acera por completo, con el mismo objetivo. En esta fase se realizan 19 rebajes nuevos y se reparan casi medio centenar de desniveles de pasos de peatones ubicados en 11 calles.

La concejala de Urbanismo, María Rodrigo, explica que la priorización de los pasos de peatones a adaptar se realiza en función de las peticiones de CADIS, con la que se valoran los puntos donde es necesario actuar. En este caso, las obras se centran en la zona de Menéndez Pidal, Padre Querbes y Polígono 24, principalmente.

La actuación se enmarca en el compromiso de accesibilidad universal que trabaja el Ayuntamiento de Huesca y que constituye además uno de los ejes del proyecto Huesca más Inclusiva (de Ayuntamiento, CADIS y Obra Social “la Caixa”). Hasta el momento se ha conseguido que el 80 por ciento de los pasos de cebra de la ciudad sean totalmente accesibles, con el objetivo de alcanzar el cien por cien.

El Ayuntamiento lleva invertidos más de 140.000 euros en lo que va de mandato en este tipo de actuaciones. En una primera fase, el año pasado, se invirtieron casi 57.000 euros en 27 puntos. Este año, en primavera, se adaptaron otros 47 pasos y se corrigieron 106 desniveles irregulares, con una inversión superior a los 60.000 euros.

Comentarios