El tramo de autovía entre Lanave-Monrepós se prevé abrir en primavera

Beamonte Íñigo de la Serna

El Ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, ha protagonizado un desayuno informativo en Zaragoza organizado por el PP Aragón, en el que ha destacado que la capital aragonesa es un "nudo logístico". En su intervención, ha dicho que esta es una "excelente noticia" y "una oportunidad". También ha dicho que el proyecto de la Travesía Central Pirenaica (TCP) continúa en la agenda política del Ministerio de Fomento y ha dado un repaso, entre otros asuntos, a las obras que se realizan en la provincia de Huesca destacando la puesta en marcha del tramo Lanave-Monrepós en primavera.

Íñigo de la Serna ha aludido, asimismo, al tramo ferroviario Huesca-Canfranc, apuntando que se ha aprobado un presupuesto de 14 millones de euros para la reapertura del túnel y que se están confeccionando estudios para adaptar la línea al ancho internacional.

A finales de año, se licitarán cuatro proyectos de renovación de este tramo con una inversión de 1,5 millones de euros. A la renovación de los andenes y el vestíbulo de la estación se dedican dos millones de euros.

Globalmente, están en ejecución y en licitación proyectos y obras por valor de 742 millones de euros en Aragón y en algunos corredores se está trabajando "intensamente", ha continuado el ministro, quien ha repasado las actuaciones en marcha, en sus diversas fases, en la Comunidad autónoma.

De esta forma, ha expuesto que se están invirtiendo 76 millones en el tramo Jaca-Santa Cilia de la autovía A-21, que se concluirá en octubre de 2019 y también se acometerá el tramo Santa Cilia-Puente la Reina.

Próximamente se licitará el tramo Sigüés-Tiermas, con una inversión de 75 millones para siete kilómetros. En la primavera de 2019, concluirán las obras entre el Congosto de Isuela y Arguis, en la A-23, con 60 millones de euros en tres kilómetros, y en las mismas fechas se terminará el tramo Alto de Monrepós-Caldearenas, con un gasto de 120 millones para cuatro kilómetros. Está pendiente el tramo Caldearenas-Lanave, con una longitud de 12 kilómetros y una inversión de 100 millones.

En esta misma autovía, la construcción del enlace entre Sabiñánigo Este-Oeste costará 92 millones. Además, en la carretera nacional N-260 se acondicionará el tramo Congosto de Ventamillo-Campo.

Comentarios