El PP denuncia el “fiasco” del plan asfaltado en Huesca

El grupo popular en el Ayuntamiento de Huesca ha difundido una selección de fotografías para documentar lo que considera el “fiasco” del plan de asfaltado ejecutado por el tripartito en las últimas semanas. El PP municipal adoptó esa iniciativa tras constatar las quejas comunicadas por vecinos afectados por “un bacheo que ha resultado muy caro en relación con los resultados, que está repleto de chapuzas y no obedece a ningún criterio racional. Ha sido una improvisación que, en muchos casos, ha agravado los problemas en el asfaltado en lugar de solucionarlos”. Las obras han costado 500.000 euros.

GALERIA DE FOTOS

Los ‘populares’, guiados por las denuncias vecinales y sus propias experiencias, han detectado al menos dos defectos que se dan reiteradamente en las calles sometidas al bacheo. En primer lugar, la presencia de gravilla suelta multiplica, a su juicio, el riesgo de derrapes para los conductores o de caídas para los peatones. Por otra parte, abundan las grietas y socavones en las zonas recién bacheadas. “No hay que ser un técnico especializado”, señala el portavoz Gerardo Oliván, “para entender que, el día de mañana, las chapuzas del plan de asfaltado supondrán nuevos gastos y crearán nuevos problemas”.

Oliván critica el “triunfalismo” con el que el tripartito anunció su plan de asfaltado, “un autobombo que ha dejado en ridículo al gobierno municipal. Ni Luis Felipe ni sus socios pueden negar o esconder una evidencia expuesta en plena calle. El tripartito vive en una realidad paralela, ajeno a las necesidades de la ciudad y sordo a las exigencias de sus vecinos”. Los ‘populares’ denuncian además que “el plan de asfaltado no obedece a ningún criterio y es, evidentemente, fruto de la improvisación. No solo ha resultado chapucero ahí donde ha llegado, sino que no da solución a zonas que necesitan una actuación urgente”.

El portavoz añade que “el mantenimiento de las calles es una obligación elemental de los gobiernos municipales, y hubiéramos aplaudido esas obras en caso de haber resuelto los problemas reales. Pero, en un intento desesperado de vender una gestión inexistente, el tripartito ha cometido todos los errores imaginables. Ha agravado la situación donde había deficiencias, ha creado deficiencias donde no las había y se ha gastado 500.000 euros en un plan que ha resultado ser un fracaso”.

Comentarios