Jaca será ciudad 30 km/h y las bicis circularán por todas las calzadas a partir del 1 de junio

Con los votos a favor del PSOE y Aragón Sí Puede y la abstención del resto de la oposición, el pleno del Ayuntamiento de Jaca aprobaba de forma inicial la nueva Ordenanza de Movilidad. Entre las novedades más llamativas destaca el límite de de velocidad para los vehículos, que será de 30 km/h como norma general para toda la ciudad. Las únicas excepciones serán para las travesías, que tendrán un límite de 40 km/h y para el casco histórico, en su mayor parte peatonalizado, donde se podrá circular a 10 km/h.

Otra de las novedades que requerirá mayor adaptación de la ciudadanía será la nueva normativa para las bicicletas. Estos vehículos podrán, a partir del 1 de junio, circular por todas las calzadas de la ciudad. Nunca podrán circular por aceras y en calles peatonales tendrán un límite de 10 km/h, deberán circular dejando 1’5 m de espacio entre peatones y si no es posible por la aglomeración de viandantes los ciclistas deberán desmontarse y caminar. En el Casco histórico podrán circular en cualquier dirección.

El concejal de movilidad, Enrique Muñoz, explicaba que los nuevos modelos optan por dar esta libertad regulada a las bicicletas antes que construir carriles bici.

El pleno aprobaba de forma inicial esta nueva Ordenanza Reguladora del tráfico, movilidad y seguridad vial. Se abre ahora un periodo de alegaciones. La pretensión es que se ponga en marcha a partir del 1 de junio de este 2018.

PMUS

Esta Ordenanza reguladora es una parte del Plan de Mobilidad Urbana Sostenible (PMUS) que lleva elaborando el consistorio desde hace más de un año. Ha contado con el asesoramiento de expertos y cerca de 1000 aportaciones de ciudadanos y colectivos afectados.

El proceso de cambio que una ciudad debe afrontar para poner en marcha un plan de movilidad es muy importante, es por ello que desde el consistorio, su concejal Enrique Muñoz pide a los ciudadanos “un cambio de chip” que juzga ilusionante.

El Plan contempla inversiones que pueden superar el millón de euros en varios años. Hay 70 actuaciones. El 42% de ellas están presupuestadas por debajo de los 10.000 euros como sería el caso del diseño de campañas de información o poner señales de tráfico.

LÍMITE DE 30 km/h EN TODA LA CIUDAD

Las encuestas realizadas han arrojado, explicaba el concejal, el deseo de buena parte de la ciudadanía por usar la bici, pero también el sentimiento de inseguridad por hacerlo. Es la razón por la que el Ayuntamiento apuesta por limitar a 30km/h toda la ciudad. “Es la velocidad que permite compatibilizar vehículos con los ciclistas y peatones”, explica en concejal. El consistorio entiende que va a suponer un cambio de mentalidad, pero tanto el alcalde como el concejal de Movilidad animan a esa reconversión y explican que es algo que ya ocurre en muchas de las vías.

APUESTA POR LA BICI, NO POR LOS CARRILES BICI

El concejal Enrique Muños explica que la apuesta por la bicicleta no tiene por que suponer la construcción de carriles bici. Explica que la apuesta es más por la convivencia en las calles. Primero porque no hay espacio y porque se ha demostrado que no es más efectivo. “Coches y bicicletas convivirán en las calles, y peatones y bicis en las zonas peatonales, no en aceras”, explica Muñoz.

UN CERCO A LOS VELADORES

Para evitar que las terrazas de los bares no se extiendan más allá de sus límites normativos, la propuesta del consistorio es que la policía establezca una señal física donde se encuentre el límite y cada establecimiento de hostelería cerca su zona.

CARGA Y DESCARGA

Quieren establecer nuevas zonas de carga y descarga y tender a evitar el paso de vehículos pesados por ciertas calles del casco urbano cuyo pavimento sufre ese uso. Una idea sería, explica el alcalde, realizar el reparto en esas zonas con maquinaria más ligera y dejar aparcado el vehículo pesado en unos límites de carga y descarga cercanos al centro.

Para los residentes no se contempla ningún cambio de acceso a las zonas peatonales.

ACCESIBILIDAD

Uno de los ejes del Plan de Movilidad es avanzar en la accesibilidad universal de las vías urbanas y también de los edificios municipales. Es lo que está realizando con las obras en el edificio consistorial y es en lo que quieren avanzar tras el convenio firmado para que la asociación Disminuidos Físicos de Aragón realice un estudio de necesidades.

APARCAMIENTOS FUERA DEL NÚCLEO URBANO

Una de las acciones por las que quieren continuar desarrollando este plan es la creación de aparcamientos disuasorios a las afueras para evitar tanto el tráfico como el aparcamiento en el centro. Mejorar el transporte público es otra de las líneas a seguir.

A FUTURO, QUE LA CARRETERA DEJE DE DIVIDIR LA CIUDAD

La apuesta más importante de este Plan de Movilidad deberá esperar a que el Ministerio de Fomento ejecute las variantes tanto de Zaragoza como de Pamplona, y que la carretera nacional deje de pasar por el centro de la ciudad. “Será un antes y un después” para la movilidad de la ciudad, explica Enrique Muñoz. De todas formas esta no es una realidad que el consistorio espere a corto plazo.

“UN CAMBIO DE MENTALIDAD”

El Plan actuará sobre la movilidad peatonal y la bicicleta, sobre la circulación y la pacificación del tráfico, sobre los aparcamientos, la accesibilidad o la seguridad. Sobre el reparto de mercancías, el trasporte público, la sostenibilidad, las ordenanzas municipales involucradas y otros aspectos transversales.

Bajo el lema de “convivencia y respeto”, este plan, explica Muñoz, “puede convertirse en un arma cargada de futuro porque persigue una ciudad más cómoda, agradable, accesible, saludable, atractiva y comprometida con su medio ambiente, y todos estos aspectos tratados debidamente por ciudadanos, empresarios y administraciones mejoran la calidad de vida y suelen atraer turismo de calidad, generar riqueza y generar puestos de trabajo, pero sólo será así si lo hacemos entre todos”.

Comentarios