La igualdad formal entre hombres y mujeres debe convertirse en real

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mª Victoria Broto, protagonizaba un desayuno de mujeres empresarias, organizado por Amephu (Asociación de Mujeres Empresarias de Huesca), en colaboración con el Instituto Aragonés de la Mujer, en el que hablaba sobre “Mujeres, trabajo y economía”. Explicaba las medidas que el Gobierno de Aragón ha tomado en torno a la igualdad de hombres y mujeres, reconociendo que hay igualdad formal, en lo que se ha avanzado mucho, pero todavía queda un largo trecho.

Por ello, Broto considera que es importante que se plantee una reflexión colectiva, para que entre toda la sociedad se pueda conseguir la igualdad real. Añadía que una sociedad no es verdaderamente democrática si no existe igualdad. De hecho, la UNESCO y la ONU plantean que los objetivos de desarrollo sostenible para 2030 se lograrán con la igualdad entre hombres y mujeres.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales indicaba que el empleo es muy importante para lograr la igualdad. Se necesita, eso sí, un cambio cultural, que pasa por la conciliación laboral, y que los cuidados familiares, tanto de menores como de ancianos, no sólo recaigan en la mujer, sino en toda la sociedad.

La Ley estatal de Igualdad, o el Plan de igualdad entre hombres y mujeres de la comunidad autónoma, así como otras medidas adoptadas por el IAM sobre formación laboral y empresarial de las mujeres, o la educación en igualdad son medidas que se han ido adoptando para conseguir que las mujeres no tengan ningún límite. La consejera destacaba la red de escuelas infantiles, los servicios o la ley de dependencia, a lo que debe unrise que la mujer rompa definitivamente su techo de cristal.

La presidenta de Amephu, Carmen Fernández, confirmaba la importancia de dar visibilidad a las mujeres, mostrando mujeres normales, trabajadoras y también empresarias que sacan adelante su trabajo.

Comentarios